26 de enero de 2017
26.01.2017

Prisión por presunta tenencia de armas para la condenada por atentar contra el Club Financiero

El juez decreta el ingreso en la cárcel de Carmen O.M. tras su arresto esta semana en un operativo de la Guardia Civil - También fue apresado un histórico anarquista, que quedó libre

26.01.2017 | 02:13
Carmen O.M., de 39 años, en el juicio celebrado en 2015. // Fdv

María del Carmen O.M., una vecina de la ciudad olívica que en octubre de 2015 fue condenada a dos años de cárcel por la explosión con dos cócteles molotov registrada en la puerta de acceso al Club Financiero de Vigo, ha vuelto a ser detenida. Esta mujer natural de Bueu de 39 años de edad fue arrestada esta misma semana en el marco de un operativo de la Guardia Civil en el que también fue apresado, en este caso en la localidad limítrofe de Mos, un histórico anarquista, Gabriel P. da S., que cuenta con un extenso historial carcelario a sus espaldas. La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 4 de la ciudad olívica, cuyo titular decretó en la jornada de ayer el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de María del Carmen y la puesta en libertad del otro arrestado, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). La causa judicial, que ha sido declarada secreta, se sigue por presunto delito de tenencia ilícita de armas.

El operativo en torno al movimiento anarquista fue realizado por el Servicio de Información del Instituto Armado. Una de las detenidas es María del Carmen O.M., cuya vivienda en la ciudad olívica fue asimismo objeto de registro. Esta mujer ya había sido detenida en 2014 por el ataque con dos cócteles molotov a la sede del Club Financiero, un hecho que se produjo en septiembre de 2012, unos días después del apresamiento de cuatro miembros de Resistencia Galega.

Por aquel ataque esta vecina de Vigo fue a juicio hace ya más de un año en la Audiencia viguesa. Aunque la Fiscalía pedía inicialmente 11 años de prisión, un acuerdo de conformidad rebajaba sustancialmente la solicitud, a 2 años. La acusada aceptaba esa pena como autora de un delito de daños, que le permitió eludir el ingreso en la cárcel, dándose además la circunstancia de que el que era director del Club Financiero cuando se produjo el ataque, Jesús Bahíllo, le mostró su apoyo en los juzgados, afirmando que la condena inicial que se solicitaba era excesiva y que las grabaciones de las cámaras de seguridad mostraban que no era ella la persona que arrojó los cócteles molotov.

Al término de la vista oral, la propia condenada señalaba que pese a la pena aceptada se consideraba "inocente". "Fue un acto de desesperación, un trastorno derivado de un mal momento de mi vida", declaraba entonces a los periodistas, limitando su responsabilidad en aquellos hechos a la redacción de una carta reivindicativa.

En aquella ocasión justificaba que tenía armas en su casa porque es "coleccionista". "Son réplicas, todo es legal", decía. Precisamente, la operación desarrollada esta semana por el Instituto Armado y por la cual el magistrado ha decretado para ella prisión provisional se sigue, según el Tribunal Superior de Xustiza, por presunta tenencia ilícita de armas, ello en base al material incautado.

Otro arresto

No ha sido ella la única detenida en la redada dirigida por Instrucción 4. También cayó en esta operación Gabriel P.da S., un histórico líder del movimiento anarquista que ha pasado buena parte de su vida en la cárcel. En su historial consta que aprovechó un permiso penitendiario en 2004 para huir de España, aunque fue detenido meses después en un control policial en Alemania, donde permaneció casi una década en un penal de ese país hasta que fue extraditado a España, donde siguió encarcelado en distintos centros penitenciarios, como Soto del Real (Madrid), Villena (Alicante), Valdemoro (Madrid), Topas (Salamanca) o Dueñas (Palencia). En 2016 fue excarcelado, según un propio escrito de Gabriel difundido por un colectivo anaraquista. "(...) heme aquí finalmente libre, redactando éstas primeras palabras de gratitud y amor a todos y a todas l@s que durante éstos últimos 30 años me habéis acompañado y reafirmado en mis propias creencias anárquicas (...)", señalaba hace unos meses. Es autor del libro "Diario e ideario de un delincuente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook