31 de marzo de 2014
31.03.2014

La Guardia Civil detiene a un hombre por agredir a su mujer y sus suegros, e incendiar su vivienda en Sada

Se atrincheró en la casa para huir de la Benemérita y prendió fuego al garaje - La esposa y su padre sufrieron cortes leves, y su madre, golpes

31.03.2014 | 01:40

La Guardia Civil detuvo ayer a un vecino de Sada por agredir presuntamente a su mujer y a sus suegros y prender fuego a su vivienda, en O Castelo. El suceso ocurrió en torno a las once de la noche, cuando el detenido, de iniciales J.M.L.S y 58 años, agredió con un cuchillo a su esposa y al padre de esta, provocándoles cortes de carácter leve, según informó el instituto armado. También lesionó a su suegra, que sufrió golpes leves. Los tres fueron trasladados al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

La Guardia Civil investiga los hechos, que tuvieron lugar en el número 20 de O Castelo donde, según informaron fuentes del instituto armado, el detenido hirió con un cuchillo a su esposa, a la que ocasionó un corte de pronóstico leve en el antebrazo. También hirió en una mano a su suegro y lesionó a la esposa de este último que, según fuentes de la investigación, presentaba diversos hematomas. Una de las víctimas alertó al servicio de emergencias 112 de lo sucedido y varias patrullas del instituto armado se trasladaron hasta el lugar de los hechos.

Fue entonces cuando el hombre se atrincheró en el garaje de la vivienda y, tras hacer uso de varios bidones de gasóleo que guardaba en este espacio, prendió fuego a la casa y consiguió huir. Varios policías locales salieron en su búsqueda y, tras localizarlo, el hombre intentó agredir, sin lograrlo, a los agentes con una barra de hierro, tras lo que huyó de nuevo. Minutos más tarde, sobre las 11.30 horas, el agresor fue detenido al pie de la carretera que va en dirección a Carnoedo.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron, además de efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Local del Ayuntamiento de Sada, los bomberos del parque comarcal de Betanzos, que fueron los encargados de sofocar el incendio, que el detenido supuestamente había provocado en la planta baja de la vivienda tras atrincherarse en ella en su huida de los agentes. Debido a la presencia de dos vehículos, bombonas de butano y bidones de gasóleo, los bomberos tuvieron que realizar labores de refrigeración con la finalidad de evitar explosiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook