19 de septiembre de 2013
19.09.2013
Faro de Vigo

La desaparición de Sonia pasa al Juzgado de Violencia de Pontevedra

El tribunal provincial acepta el recurso del fiscal jefe que pedía que el sumario fuera tramitado como un caso de violencia de género

19.09.2013 | 03:25

La investigación por la desaparición de Sonia Iglesias Eirín hace tres años en Pontevedra, será sumida por el Juzgado de Instrucción 3, especializado en violencia contra la mujer. Así lo ha decretado la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra en un auto del que ayer se dio a conocer solamente su parte dispositiva.

Los magistrados estiman el recurso de apelación interpuesto por el fiscal jefe de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, contra el auto del propio juzgado de Instrucción 3 de la ciudad en el que este órgano rechazaba la inhibición por parte del Juzgado de Instrucción 2 que lleva el caso por procedimiento ordinario. La sala indica que la competencia es del Juzgado de Violencia sobre la Mujer, quien continuará con la instrucción de la causa que está declarada secreta, de ahí que el tribunal provincial no haya dado a conocer los motivos de su decisión ni tan siquiera a las partes personadas: la familia de Sonia Iglesias Eirín (como acusación particular) y la pareja de Sonia en el momento de su desaparición, Julio Araújo (único imputado hasta el momento en este procedimiento), según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

El auto de la Audiencia, que es firme, fue muy bien acogido en el seno de la familia de Sonia Iglesias ya que, en primer lugar, permitirá retomar una investigación paralizada desde comienzos de este año mientras se resolvía esta cuestión de competencia entre juzgados.

Fue en julio de 2012 cuando el compañero sentimental de Sonia Iglesias y padre de su hijo menor, compareció para prestar declaración. Julio Araújo abandonó el juzgado como imputado por un presunto delito de detención ilegal. A raíz de aquella imputación del compañero senti el fiscal jefe de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, consideró que debería ser el juzgado de violencia.

-Estamos contentos con la decisión adoptada por la Audiencia de Pontevedra. Era lo que queríamos y lo que esperábamos pero bueno, sabemos que ahora todavía queda un largo camino por delante.

-Confiamos en que esto pueda impulsar de nuevo la investigación, pero sobre todo que podamos conseguir apartar al hijo de mi hermana de la única persona que está imputada por su desaparición y que precisamente es su padre, quien actualmente tiene la custodia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook