20 de abril de 2012
20.04.2012

Caen 16 integrantes de una red de narcos en Pontevedra y Córdoba

Han sido intervenidos dos kilos de cocaína

20.04.2012 | 17:19

Un total de 16 personas han sido detenidas, cinco de las cuales ya han ingresado en prisión, acusadas de pertenecer a una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína en la provincia de Córdoba, en la que se han intervenido más de dos kilos de cocaína de gran pureza, y que ha sido desmantelada en un operativo conjunto entre la Guardia Civil y la Policía Nacional. La investigación continúa abierta, centrada en zonas como la Subbética o Valle de los Pedroches, y no se descartan nuevas detenciones en próximos días.

Así lo han detallado en una rueda de prensa este viernes el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado; el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, José Ignacio Criado, y el comisario jefe de la Policía Nacional, Francisco Perea.

En concreto, tal y como ha adelantado la prensa provincial, de los cinco detenidos que han pasado a disposición judicial, dos han ingresado en prisión comunicada y sin fianza, mientras que para los otros tres el juez ha decretado ingreso en prisión eludible bajo fianza de 3.000 euros cada uno. Además, dos de los detenidos han pasado a disposición judicial en Galicia y el resto está previsto que lo haga este viernes.

En relación con las detenciones, catorce de ellas se han realizado en Córdoba y otras dos más se han registrado en la localidad pontevedresa de Cambados. Todas las personas cuentan con edades comprendidas entre los 25 y los 42 años de edad, y supuestamente se dedicaban al tráfico de drogas con la distribución de cocaína y hachís en distintas barriadas de Córdoba capital y varios municipios de la provincia.

En la operación, se han intervenido 2,150 kilos de cocaína de gran pureza, dispuesta en roca, con lo que se ha evitado que una vez fuese "cortada" y preparada en "papelinas", se pusieran en el mercado ilícito de la provincia más de 260.000 dosis.

Además, se han realizado siete registros de casas, donde la Policía Nacional y la Guardia Civil han intervenido otros 150 gramos de cocaína, diferentes cantidades de hachís y marihuana, sustancia de corte, útiles para la confección, venta y distribución de la droga, varias balanzas de precisión, tres armas cortas de fuego --dos pistolas y un revolver--, un rifle, varias armas prohibidas, 'puños americanos', abundante munición, así como varias armas simuladas y numerosas armas blancas.

Igualmente se han intervenido más de 10.000 euros, en billetes fraccionados, supuestamente procedentes de la venta de drogas, así como numerosos teléfonos móviles que eran utilizados para los contactos entre los miembros de la red, seis vehículos, dos de ellos de gama alta, numerosa documentación y varios soportes informáticos que están siendo analizados.

INVESTIGACION DE SIETE MESES

Agentes especializados de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Córdoba, así como de la Comandancia de la Guardia Civil de la provincia cordobesa desarrollaban independientemente actuaciones de investigación sobre esta organización de narcotráfico desde hace unos siete meses, y al ponerse de manifiesto la coincidencia en la investigación, se activaron los protocolos establecidos, confeccionándose un dispositivo conjunto integrado por funcionarios de ambos cuerpos, que han trabajado coordinados durante los dos últimos meses.

Desde el inicio de la investigación, los agentes detectaron las enormes medidas de seguridad entre los investigados, que evitaban en todo momento los contactos telefónicos, realizando las llamadas desde cabinas públicas o entrevistas personales en establecimientos públicos donde la presencia policial podría ser rápidamente detectada y se garantizaba la confidencialidad de lo acordado.

El desarrollo de la operación ha permitido identificar plenamente a los 16 integrantes del grupo y conocer el 'modus operandi' utilizado, logrando determinar que tres de los ahora detenidos, concretamente J.T.C., J.M.M.U., y A.J.M.U., lideraban la organización, contactaban con los proveedores y adquirían la cocaína.

La droga era transportada hasta Córdoba, donde otros integrantes de la red procedían a adulterarla con sustancias de corte, preparándola para su distribución, y repartiéndola inmediatamente entre los escalones inferiores de la organización --en los que se centra en estos momentos la investigación--, utilizando para ello una amplia red de 'camellos' tanto en Córdoba capital como en diversas localidades de la provincia.

VIAJE A GALICIA

Con el avance de la investigación, la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía determinaron que los cabecillas de la organización preparaban una importante compra de cocaína, para lo cual varios integrantes de la organización se desplazarían a una localidad de la provincia gallega de Pontevedra para adquirir la droga.

Ante ello, se solicitó el apoyo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra, desplazándose igualmente efectivos del grupo de trabajo conjunto, quienes confirmaron que dos integrantes del grupo criminal, concretamente R.A.R.S. y M.R.L., se habían desplazado a Cambados acompañados por A.S.O. y M.A.G.V.

Posteriormente, se confirmó que la organización había adquirido dos 'ladrillos' de cocaína de gran pureza, y habían encargado a otro miembro de la organización, concretamente R.B.A., que se hiciese cargo de la cocaína, transportándola hasta Córdoba, en una furgoneta de su propiedad.

DISPOSITIVO EN LA CARRETERA N-432

Fue la tarde noche del día 16 de abril, cuando tras establecer el oportuno dispositivo policial se interceptó en la carretera N-432 (Granada-Badajoz), el vehículo utilizado por R.B.A., y al registrarlo, se localizó en el interior, bajo el asiento del acompañante, una mochila con dos 'ladrillos' de cocaína, que fueron intervenidos y el conductor detenido.

Momentos después, los agentes detectaron en la misma carretera el vehículo ocupado por los otros integrantes desplazados hasta Galicia, R.A.R.S., M.R.L., A.S.O. y M.A.G.V., por lo que decidieron interceptarlo y detener a sus cuatro ocupantes, que fueron trasladados a las dependencias policiales.

Con toda la información obtenida se solicitó la entrada y registro de las viviendas utilizadas por el clan delictivo para su actividad ilícita, y desde primera hora de la mañana del día 17 se efectuaron de forma coordinada y conjunta las siete entradas y registros en los diferentes domicilios situados en las barriadas cordobesas de Las Palmeras, La Moreras, Miralbaida y Nuevo Higuerón, así como otro en la localidad pontevedresa de Cambados.

En el amplio dispositivo policial han participado más de cien agentes de ambos Cuerpos, puesto que los investigadores de ambos cuerpos policiales, fueron auxiliados por integrantes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic), Grupo Cinológico con perros adiestrados y varias patrullas de Seguridad Ciudadana, todas ellas de la Guardia Civil, así como por componentes de las Unidades Especializadas de Guias Caninos y Grupo Especial de Operaciones (GOES) de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, y de la Unidad de Prevención y Reacción y patrullas de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Córdoba. Igualmente todos ellos recibieron el apoyo desde el aire de un helicóptero de la Guardia Civil con base en Granada.

Los representantes de ambos cuerpos y del Ejecutivo central en la provincia valoran el trabajo realizado en esta operación que representa un hito en la coordinación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de Córdoba, con "un altísimo nivel de eficacia" en una operación muy compleja, por el número de intervinientes, las distintas especialidades policiales, los lugares de intervención, la importancia del grupo investigado y el hecho de pertenecer a dos cuerpos distintos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook