Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria aeroespacial

Canarias fortalece su candidatura a la Agencia Espacial con un estratopuerto

La infraestructura, ubicada en Fuerteventura, permitirá lanzar pseudosatélites y drones para seguir la evolución de la biodiversidad o prevenir emergencias

Acto de colocación de la primera piedra este lunes del estratopuerto que permitirá lanzar pseudosatélites. LP

Canarias puja con fuerza para convertirse en la sede de la Agencia Espacial Española. Este lunes dio un paso de envergadura con la colocación de la primera piedra de un estratopuerto en Fuerteventura para lanzar pseudosatélites a gran altitud, por encima de los 20 kilómetros, una tecnología dotada de una gran resolución que permitirá una visión global de la vida en la Tierra, desde la evolución de la biodiversidad hasta el movimiento de personas o la prevención de emergencias. Pero no solo las Islas quieren ser la sede de este organismo espacial: enfrente se encuentran Sevilla, Teruel, León, Ciudad Real o Madrid, que también se disputan albergar la Nasa española, y todos pisan el acelerador para conseguir posicionarse en primera fila. En el pasado Consejo de Ministros, se acordó un plazo máximo de un mes para que la Comisión consultiva, presidida por la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, elabore un informe con los criterios que se valorarán para determinar la ubicación de la sede de la Agencia Espacial. Tras este paso, las comunidades autónomas y las entidades locales podrán presentar por medios electrónicos la candidatura de uno o varios municipios para albergar la sede física de la Agencia Espacial Española. Canarias está en esa carrera aunque aún no ha definido la Isla.

Carlos Navarro, director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (Aciisi), que se encarga de preparar la candidatura canaria con las universidades, indicó ayer que las Islas llevan avanzada la propuesta para convencer a Madrid de que el Archipiélago es el lugar idóneo, no solo por su cielo, horas de luz, sino por sus centros de investigación, personal o las empresas multinacionales que se han mostrado decididas a instalarse en el estratopuerto, entre otros proyectos espaciales, que se ubicará en el Parque Tecnológico de Fuerteventura.

Torres afirma que este equipamiento, de los primeros en Europa, atraerá grandes inversiones

decoration

El proyecto Canarias Stratoport for Haps impulsa la construcción de una infraestructura para el despegue y el aterrizaje de pseudosatélites de gran altitud y de drones, y ha sido declarado como de interés insular. Los Haps (High Altitud Pseudo Satellites) son plataformas híbridas, entre drones y satélites, similares a los dirigibles o zepelin, que son lanzados a 20.000 metros de altitud, por debajo de la órbita de los satélites, y que funcionan de forma parecida a estos.

Son sistemas tecnológicamente avanzados, actualmente en fase de investigación y desarrollo, propulsados por energía solar, y por tanto ecológicos, que pueden permanecer largos periodos de tiempo en vuelo y que posteriormente pueden recuperarse para su mantenimiento, modernización o sustitución de sus misiones, a diferencia de los satélites que, una vez finalizada su vida útil, se pierden en el espacio sin posibilidad alguna de recuperación.

Maqueta del estratopuerto.

Drones

Además, en este proyecto estará el nuevo centro de control de UAV (aparatos no tripulados), que facilitará el seguimiento de drones y otros aparatos tecnológicamente avanzados. Las plataformas Haps, por sus características, necesitan infraestructuras especificas lo mas próximas al Ecuador y Canarias es un lugar idóneo para ello.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, puso este lunes la primera piedra del proyecto Canarias Stratoport for Haps, que tardará un año en construirse, y con el que se "da un paso a nivel internacional apostando por la ciencia y el ámbito aeroespacial". Esta es una de las primeras infraestructuras que se crearán en Europa para plataformas pseudo satelitales de gran altitud y de drones, así como el edificio polivalente del Centro de Innovación y Desarrollo de Misiones de Emergencia, Biodiversidad y Seguridad.

El presidente canario puso de relieve la importancia del papel de la ciencia, que ha quedado demostrada durante la pandemia sanitaria y la erupción volcánica de La Palma. «Estamos en el momento de la ciencia», remarcó mientras recordaba cómo se consiguió una vacuna para vencer el covid-19, el mismo año que comenzó la pandemia o cómo se permitió también saber "dónde se podía dar la erupción del volcán de La Palma".

Prefinanciado por el Gobierno autonómico, a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información con 8,4 millones de euros, y con 42 millones del Cabildo de Fuerteventura, con fondos europeos y estatales, este espacio "aspira a convertirse en referencia internacional para atraer las principales iniciativas de lanzamiento, públicas y privadas, que busquen una localización cercana al ecuador de la Tierra, con condiciones meteorológicas estables durante todo el año y con seguridad física y jurídica para las inversiones", expuso Torres.

Con la infraestructura que se prevé instalar en el Parque Tecnológico de Fuerteventura para el despegue y aterrizaje de pseudosatélites de gran altitud y drones, Torres cree que la isla «abre una página de primer nivel». Este estratopuerto también permitirá diversificar la economía porque Fuerteventura se convierte en un espacio de formación, donde podrán venir jóvenes universitarios. De hecho, según el presidente del Cabildo majorero, Sergio Lloret, ya han formado a más de 200 jóvenes en pilotaje de drones.

Canarias Stratoport for Haps es un proyecto que se gestó en la pasada legislatura y que está tomando rumbo de crucero en la actual, al convertirse en una de las primeras acciones del Geo Innovation 2030, un programa de I+D+i orientado a la diversificación económica de la isla, puesto en marcha en colaboración con el Gobierno de Canarias y que cuenta con el apoyo del Gobierno de España y la Unión Europea. Por sus dimensiones y características, las aeronaves no tripuladas necesitan de bases de tierra como el Canarias Stratoport for Haps, cuyo proyecto fue declarado de interés insular en enero de 2022.

El Gobierno canario intenta tomar ventaja para albergar el centro espacial ante Sevilla, Teruel o León

decoration

Las instalaciones estarán situadas al sur del edificio del Parque Tecnológico de Fuerteventura y ocupan una superficie de 1,2 millones de metros cuadrados (128,18 hectáreas). En concreto, la zona de operaciones estará compuesta por varias áreas y edificios, así como una pista de aterrizaje 900 metros de longitud, todo ello configurado para que puedan operar aeronaves de diferentes dimensiones. La instalación incluye hangares para Haps y UAS (drones), estación meteorológica, comunicaciones y radar. Por otro lado, ayer se presentó el Perte Aeroespacial diseñado por el Gobierno central, a cargo de su Comisionado, Miguel Belló Mora. El Perte es un instrumento que, a través de 18 líneas de actuación, prevé movilizar cerca de 4.533 millones de euros hasta 2025, con una contribución del sector público de alrededor de 2.193 millones de euros, una inversión privada de cerca de 2.340 millones y al que Canarias pretende concurrir, siempre que se abran convocatorias de participación acordes a sus capacidades.

A él pertenece, por ejemplo, el Plan Complementario de Biodiversidad, que se ha logrado captar para el Parque Tecnológico de Fuerteventura, con un importe de 23 millones de euros, de los que 12 son aportación estatal y el resto se financia desde Canarias y en el que se enmarca el estratopuerto del Parque Tecnológico majorero, dentro del Geo Innovation Program 2030. Miguel Belló, una de las personas que tienen cierta voz en la decisión de la sede de la Agencia Española, pudo ver los avances de este estratopuerto y del sector aeroespacial en las Islas.

Preguntas destacadas

¿Cómo es el proyecto?

  • El proyecto Canarias Stratoport for Haps es un espacio para el despegue y aterrizaje de aeronaves no tripuladas, que aprovechan los vientos débiles de la estratosfera y la energía solar para volar hasta los 20.000 metros de altura, sin interferir con la aviación comercial. Hay dos tipos, los dirigibles o aerostatos y los aviones de ala fija. En el Parque Tecnológico de Fuerteventura se apuesta por los dirigibles, aeronaves no tripuladas, pilotadas de forma remota, algunas de ellas con capacidad para cubrir un área de 785.000 kilómetros cuadrados.

¿Dónde se ubicará?

  • En el Parque Tecnológico, en el antiguo aeródromo de Los Estancos. La zona de operaciones estará compuesta por varias áreas y edificios, como dos hangares y una pista de 928 metros de longitud total. La superficie total de la estación aérea supera los 1,2 millones de metros cuadrados. 

¿Cuándo funcionará?

  • El proyecto, que va por 70 millones donde el Cabildo de Fuerteventura ha aportado 42 millones y cuenta con fondos europeos, estatales y de la Comunidad Autónoma, estará previsiblemente operativo en el segundo semestre de 2023. Desde estas instalaciones también se tripularán drones

Compartir el artículo

stats