Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de cinco mil mayores murieron por COVID en las residencias españolas el año pasado

Los fallecimientos en estos centros son cinco veces menos que los registrados en 2020

Imagen de archivo de una residencia de mayores.

Un total de 5.083 mayores murieron con COVID-19 en las residencias españolas en 2021, el año de la vacuna, frente a los casi 26.000 que fallecieron en estos centros en el primer año de la pandemia con prueba positiva o síntomas compatibles con el coronavirus. Son las cifras que arroja el último balance del IMSERSO, hecho público ayer, y que recoge también el impacto de ómicron en las residencias en la última semana del año (del 27 de diciembre al 2 de enero), con 3.647 positivos, frente a los 1.622 de la semana anterior; y 50 fallecidos con prueba positiva, frente a los 36 de la semana previa.

El Imserso comenzó a recoger los datos de los fallecimientos por COVID o con síntomas sospechosos en la estadística desde el 14 de marzo de 2020, sin contabilizar los posibles que hubo antes de que se decretara la pandemia -enero, febrero y la mitad de ese marzo-.

Hasta junio de ese mismo año, es decir en tres meses, murieron un total de 10.492 residentes con síntomas compatibles con el coronavirus, pero sin confirmación. Con prueba confirmada desde ese 14 de marzo de 2020 y hasta 31 de diciembre de 2021, ha habido 20.388 fallecimientos en las residencias con COVID. Así, sumando también los fallecimientos de casos sospechosos, el total sería de 30.880 muertes con COVID, de los que 5.083 han ocurrido en 2021.

A principios del pasado año, hubo semanas, en las que se registraron hasta 788 fallecimientos en las residencias, una cifra que descendió hasta que en los últimos días de marzo y los primeros del mes de abril, el Imserso contabilizó tan solo una muerte.

Los números fueron oscilando entre 5,7 y 10 muertes, y en verano volvieron a subir ligeramente. La semana que fue del 9 al 15 de agosto hubo 170, pero a partir de ahí los números volvieron a descender hasta que apareció ómicron en escena en diciembre, cuando se produjo un suave aumento: de 24 se pasó a 30, la siguiente semana -la de Nochebuena- hubo 36 y en la última del año, 50.

Compartir el artículo

stats