Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica

Palma recuerda a sus funcionarios que "hay que hablar en catalán con los ciudadanos"

Difunde un resumen de la normativa lingüística municipal en el que les recuerda que «hay que ofrecer» los impresos en la lengua propia

Una oficina del Ayuntamiento de Palma.

El Ayuntamiento de Palma ha difundido entre sus funcionarios un resumen de la normativa lingüística municipal en el que les recuerda que deben utilizar el catalán en la tramitación de documentos y "especialmente" en su relación con los ciudadanos.

"Hay que hablar en catalán con los ciudadanos, y en castellano si piden ser atendidos en esta lengua", especifica uno de los siete puntos del documento, un resumen del Reglamento municipal de normalización lingüística enviado a los trabajadores del consistorio por Llorenç Carrió, regidor de Educación y Política Lingüística.

"Los escritos del Ayuntamiento y de sus organismos autónomos, tanto internos como externos, tienen que ser en catalán, excepto los externos que se envían a personas o entidades que solicitan una versión en castellano o están radicados en lugares donde el catalán no es oficial", recuerda el escrito.

Carteles y actividades

Los impresos tienen que tener una versión en catalán, "que es la que hay que ofrecer a los ciudadanos", y una versión en castellano "a disposición de quienes la quieran utilizar".

Los rótulos e indicadores también tienen que ser en la lengua propia de las islas, aunque "se puede añadir el castellano si se considera que puede ser difícil de entender para una persona que no sabe catalán".

El resumen del Reglamento de normalización lingüística también destaca que las actividades municipales deben ser difundidas en catalán. Sin embargo, "se pueden añadir el castellano y otras lenguas si las características de la actividad lo hacen aconsejable".

Finalmente, se recuerda que el catalán también debe estar presente en los escritos publicados en el BOIB y en los convenios y contratos que se firmen. En este caso, "si la otra parte lo pide se tienen que hacer en catalán y en castellano".

En los últimos meses se han repetido las denuncias de residentes en las islas al sentir vulnerados sus derechos lingüísticos cuando se han dirigido a alguna administración en catalán. En este caso, el Ayuntamiento de Palma justifica que "la normalización de la lengua catalana es uno de los objetivos de los poderes públicos" de las islas.

Un cartel informativo del Ayuntamiento de Palma.

Cort incumple su propia normativa

La normativa lingüística del Ayuntamiento de Palma indica que "los rótulos e indicadores" que se colocan en la vía pública "tienen que ser en catalán". Sin embargo, es habitual encontrar ejemplos como el de la imagen, en el que el Consistorio anuncia en castellano que plantará un nuevo árbol

Compartir el artículo

stats