Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jesús Díaz, un gallego en Austria: "Se veía venir; la mitad de mi equipo de baloncesto no quiere vacunarse"

Jesús Díaz del Río, en un partido del BBU Salzburg Cedida

“Se veía venir; la mitad de mi equipo de baloncesto no quiere vacunarse”

Jesús Díaz del Río Foces - Deportista gallego residente en Austria

decoration

“Se veía venir”, dice Jesús Díaz del Río Foces sobre el nuevo confinamiento en Austria. Este vilagarciano de 33 años, que juega en el BBU Salzburg de la segunda bundesliga austríaca de baloncesto, dice que las autoridades de la región de Salzburgo, donde reside, venían avisando desde hace un mes que habría “lockdown”: subían los contagios y la vacunación no avanzaba, por lo que se ha tomado esta “medida drástica”.

“Tengo seis compañeros, la mitad de mi equipo de básket, que no quiere vacunarse”

decoration

El baloncestista arousano trabaja en la Porsche y dice que allí también hay muchos en plantilla que rechazan la vacunación. “Las opiniones varían: unos niegan el virus, otros aluden a libertades personales y otros dicen que la vacuna no está testada, que no saben lo que nos estamos metiendo. Es gente que se informa lo justo, no quiere ver más allá y se aferra a sus motivos”, explica.

Es el primer país de Europa que impone la inmunización | Las autoridades culpan de la situación a quienes no se vacunan

Las consecuencias de la ola de contagios en Austria son dramáticas: uno de sus compañeros tiene a su hija de 4 años en la uci. Su profesora de guardería, que estaba vacunada y no sabía que tenía el virus, le contagió a ella y a otros niños. “La niña está mejor y mañana [por hoy] la pasan a planta, pero a la pobre tuvieron que amarrarla”, cuenta. “La semana que viene cierran las escuelas porque son el mayor foco de contagio”, detalla Díaz del Río, que al estar vacunado espera quedar exento de confinarse dentro de 20 días y así volver a Galicia en Navidad.

En su trabajo recuperaron la obligatoriedad de la mascarilla esta semana. En las tiendas es preceptivo llevarla.

“Hace dos meses vinieron unos amigos y les chocaba lo poco que se llevaban aquí las mascarillas en comparación con España”

decoration

En Austria llevan un año de sustos tras la recomendación gubernamental de prepararse para un supuesto “gran apagón”, un aviso que Jesús Díaz del Río dice haberse tomado “a coña”: “Cero importancia y cero miedo”. Lo que en absoluto se toma a broma es el virus.

Austria decreta el confinamiento total y la vacunación obligatoria

Austria se convirtió ayer en el primer país europeo en decretar la vacunación obligatoria, una exigencia que entrará en vigor en febrero. El canciller del país centroeuropeo, Alexander Schallenberg, anunció ayer que las autoridades impondrán un nuevo confinamiento nacional a partir del lunes. Todo en el día en el que se registraron 15.809 contagios de COVID-19 y la incidencia a 7 días alcanzó los 990 casos. La situación especialmente en las regiones de en Salzburgo y Alta Austria, donde la incidencia supera los 1.500 casos. Según informó la cacena ORF, en el estado de Estiria ya no hay disponibles camas de cuidados intensivos.

Austria, primer país de Europa que vuelve a confinar a toda su población Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

El porcentaje de población total de Austria (9 millones de habitantes) totalmente vacunada, un 64% está lejos del de España (80%), pero se acerca a la media de la Unión Europea, que es del 66%.

Show more

Con todo, el canciller del país alpino, Alexander Schallenberg, que días antes había decretado un confinamiento de no vacunados, responsabiliza de esta ola a quienes rechazan la vacunación. “No queremos una quinta, una sexta ni una séptima ola”, argumentó Schallenberg para justificar la decisión.

Los ciudadanos sólo podrán salir de casa para realizar actividades esenciales, como trabajar, comprar productos básicos, acudir al médico o ir a la farmacia. Podrán también pasear, pero el resto de actividades de ocio quedan prohibidas. La vacunación obligatoria entrará en vigor el 1 de febrero.

Otro país que se plantea el confinamiento es la vecina Alemania, que ayer sumó cerca de 53.000 nuevos casos y más de 200 muertos.

Los presidentes de los estados federados de Alemania acordaron el jueves con el Gobierno central introducir restricciones para la vida pública para las personas que no se han vacunado.

La canciller de Alemania en funciones, Angela Merkel, describió la situación de la pandemia en el país germano de “dramática”. En la reunión con los jefes de Gobierno regionales, la mandataria insistió en que es una “emergencia” y alertó de que la tasa de vacunación (del 67%) no es suficiente para frenar la cuarta ola de contagios.

Compartir el artículo

stats