Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ginecólogos instan a las embarazadas a vacunarse porque padecen COVID más grave

Realización de una ecografía a una embarazada.

Realización de una ecografía a una embarazada. Rafa Alcaide

La vacunación contra el COVID-19 a gestantes es una medida que ha defendido desde el primer momento la Sociedad Galega de Obstetricia y Xinecoloxía (SGOX). Es más, en su momento solicitó al Sergas que las embarazadas fuesen consideradas grupo de riesgo. Por ello, desde esta sociedad se aplaude la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de pasar de recomendar la vacunación a las gestantes a incluirlas, junto con los niños con patologías crónicas, en la lista de prioridad para la vacunación, dado que corren un mayor riesgo de contraer formas graves de COVID-19 que las no gestantes. Además, la infección se asocia con resultados adversos que afectan al recién nacido. La OMS recomienda su vacunación con vacunas ARNm (Pfizer y Moderna) porque son inmunogénicas y además los anticuerpos generados se transportan en la sangre del cordón umbilical y la leche materna, lo que sugiere que también proporciona protección al bebé.

“No hay ni una sola razón para que una mujer gestante no se vacune”

Casimiro Obispo - Presidente de la Sociedad Galega de Obstetricia y Xinecoloxía

decoration

Casimiro Obispo - Presidente de la Sociedad Galega de Obstetricia y Xinecoloxía FdV

“No hay ni una sola razón para que una mujer embarazada no se vacune. Es mucho más peligroso infectarse de coronavirus que los posibles efectos adversos de la vacuna”, sostiene el ginecólogo vigués Casimiro Obispo, presidente de esta entidad científica.

Ayer mismo fallecía una mujer de 40 años que permanecía ingresada por COVID-19 en la uci del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca (Murcia). Y no se trata de un caso aislado. En el Hospital Materno Infantil de A Coruña fallecía al principio de la pandemia, en marzo de 2020, una mujer de 37 años, embarazada e infectada por coronavirus mientras era sometida a una cesárea de urgencia.

  • El Sergas llamará a vacunar contra el COVID a gestantes y médicos discrepan
    Algunos doctores recomiendan esperar al término del embarazo para recibir la dosis

Según pudo saber el ginecólogo vigués, la mujer fallecida en Murcia no estaba vacunada, al igual que la otra gestante que permanece ingresada en la uci del mismo centro hospitalario, una circunstancia que ha encendido el debate entre los especialistas. “¿De quién o de qué es la culpa? ¿De que no se quiso vacunar? ¿De que no se le consideró prioritaria? ¿De que le indicaron que no se la pusiera? Estas son algunas preguntas que se están haciendo en los chats médicos”, afirma el especialista vigués, que insiste en la importancia de explicar a las mujeres embarazadas los pros y los contras de la vacuna, y también los riesgos que asume al no ponérsela.

“Cuando llega a mi consulta una embarazada y me pregunta si debería vacunarse no tengo ninguna duda y le digo que pida una autocita y que se vacune ¡ya!, sobre todo si está ya en la semana 22-24, porque así llegará al tercer trimestre del embarazo, que es el que más riesgo tiene de complicaciones, totalmente inmunizada”, asegura el especialista, que recuerda que la vacunación a gestantes –con vacunas ARNm (Pfizer y Moderna)– está recomendada tanto por la Agencia Europea del Medicamento como por el Ministerio de Sanidad –dentro de su grupo etario– y por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

Según el presidente de la SGOX, uno de los principales problemas que presenta el COVID para las gestantes son los problemas respiratorios, mayores cuanto más avanzado está el estado de gestación, a los que hay que sumar un mayor riesgo de trombos y de preeclampsia (presión arterial alta).

Sin embargo, también reconoce que lo normal es que la mujer embarazada tenga muchas dudas sobre la vacuna. “En medicina nada es seguro cien por cien, nadie te puede garantizar que no te vaya a pasar nada, pero entre todas las opciones que hay la vacuna es la mejor”, afirma.

De no aparecer a la recomendación

En la actualización 7 de la Estrategia de Vacunación en España del mes del pasado mes de mayo, la penúltima hasta la fecha, el Ministerio de Sanidad incluía por primera vez la vacunación a embarazadas o en periodo de lactancia con vacunas ARNm (Pfizer y Moderna) cuando les corresponda, según el grupo de priorización al que pertenezcan. Esta recomendación se realiza tras haberse publicado una revisión de los datos disponibles sobre seguridad de la vacunación en el registro de Estados Unidos V-Safe Surveillance correspondientes a 35.691 embarazadas que recibieron vacunas ARNm. Los datos preliminares del seguimiento de 3.958 participantes de dicho registro, de las cuales 827 habían completado el embarazo, muestran que no han encontrado problemas de seguridad relevantes, explica Sanidad en esta actualización.

  • Embarazo y Covid-19
    Mujeres gestantes abordan su experiencia y principales temores. En Pontevedra tan solo se detectaron dos casos positivos

La ampliación de la recomendación de vacunación a embarazadas responde a la evidencia científica disponible en cada momento. A los resultados positivos de los estudios sobre la seguridad de las vacunas ARNm en gestantes que se manejaban en mayo, se suma la constatación de que el riesgo de desarrollar un cuadro grave de COVID-19 (ingreso en UCI, ventilación mecánica, utilización de ECMO y muerte) en embarazadas es mayor que en mujeres no embarazadas, así como el parto prematuro, preeclamsia y eventos trombóticos, e independientemente de las condiciones de riesgo que presente la mujer, una evidencia que unos meses antes no se tenía. Es más, hasta ese momento, no se había detectado un mayor riesgo de COVID-19 grave por estar embarazada, “más allá de las condiciones de riesgo que presente la mujer”.

  • “La Organización Mundial de la Salud solo autoriza la vacuna belga para embarazadas y lactantes”
    “Es paradójico adoptar medidas tan extremas con AstraZeneca y no con Janssen”

Con respecto al momento más oportuno para su vacunación, por el mayor beneficio que se pudiera conseguir en cuanto a protección y seguridad de la madre y del niño, la evidencia científica “es aún limitada”, explica Sanidad en la última actualización de la Estrategia de Vacunación en España. “La serie más amplia recoge el trimestre de vacunación no encontró un patrón específico de anomalías congénitas independientemente del momento de vacunación. Sin embargo, aún no se dispone de información que relacione el momento idóneo de vacunación de la embarazada y la mayor protección conferida al recién nacido”.

Existen ya varios países, como Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y Australia que recomiendan la vacunación sin especificar el momento más idóneo de la edad gestacional. También en la Unión Europea, Bélgica recomiendan el uso de vacunas de ARNm para la vacunación de gestantes, mujeres en periodo de lactancia y aquellas que deseen quedarse embarazadas.

  • “Hay que proteger a las embarazadas con investigación, y no de la investigación”
    La epidemióloga española lidera un estudio internacional apoyado en redes sociales sobre los efectos del COVID-19 en mujeres gestantes

Un estudio de José Villar, de la Universidad de Oxford, publicado en “JAMA Pediatrics” el 22 de abril, confirmaba los riesgos de desarrollar síntomas con la infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo. “Un porcentaje de esas mujeres va a desarrollar una enfermedad severa. Si eso ocurre hay consecuencias para la madre y para el bebé”, afirmaba en una entrevista de FARO la profesora de Epidemiología Sonia Hernández Díaz, directora del programa de Farmacoepidemiología en la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard (Boston, Estados Unidos), considerada una autoridad internacional en la investigación de los patrones de uso y la seguridad de los fármacos durante la gestación. Entre otros problemas, el virus aumenta el riego de sufrir preeclampsia. Esta experta reconocía, sin embargo, que había pocos datos sobre las vacunas contra el COVID y el embarazo, por lo que era comprensible la incertidumbre de las embarazadas a la hora de decidir si vacunarse o no.

"Se ha visto que el embarazo es una situación de riesgo para la COVID, por lo que independientemente de su edad, deben vacunarse"

África González Fernández - Catedrática de Inmunología, CINBIO, Universidad de Vigo

decoration

África González

-¿Por qué la OMS dice que las mujeres embarazadas deben de tener prioridad para recibir las vacunas (por mayor riesgo a desarrollar COVID grave)?

Se ha visto que el embarazo es una situación de riesgo para la COVID, por lo que independientemente de su edad, deben vacunarse. Ya hay datos en distintos países y el embarazo es una situación especial, que se ha visto que requiere protección, pues pueden sufrir enfermedad más grave.

-¿Por qué no se las priorizó antes y sí ahora?

Antes no se habían hecho estudios en embarazadas; ahora ya se tienen datos de que las vacunas les protegen. Se han hecho estudios clínicos con embarazadas, así como con mujeres que no sabían que lo estaban cuando recibieron la vacuna. Se ha visto que no sólo son muy seguras para la mujer, sino también para los bebés, ya que los anticuerpos maternos atraviesan la placenta y les protegen durante los primeros meses tras nacer y también anticuerpos que pasan la placenta.

-¿Qué factores pueden influir en la mayor gravedad del COVID en mujeres embarazadas?

Aunque la mujer embarazada está en un grupo de edad joven, el embarazo es una situación especial. Se sabe que el sistema inmunitario se modifica durante el embarazo, y es una situación que puede ser de riesgo para determinadas infecciones, sobre todo víricas. Por esto las mujeres embarazas deben protegerse y evitar infecciones, como la del SARS-CoV-2. Además de las medidas de distancia, mascarilla, higiene, deben vacunarse ya que la vacunación se ha demostrado ser muy eficaz en este colectivo.

Compartir el artículo

stats