Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gallardo: “Doña Sofía tuvo un papel muy importante en la coronación del rey”

“El safari de don Juan Carlos en Kenia con Corinna Larsen hizo mucho más daño a la institución de la monarquía que el caso ‘Nos”, asegura la autora de “La última reina”

Lucía Trillo y Carmen Gallardo (dcha.), ayer, en el Club FARO. | // MARTA G. BREA

“El día que las cortes ratificaron el nombramiento de Juan Carlos como sucesor de Franco, doña Sofía conquista un trono, pero pierde un marido”, aseguró ayer Carmen Gallardo, que ayer presentó en el Club FARO “La última reina” (La Esfera), biografía novelada sobre doña Sofía, reina consorte de España desde el 22 de noviembre de 1975 hasta el 19 de junio de 2014, fecha en la que Juan Carlos I abdicó del trono y accedió a la Jefatura del Estado su hijo Felipe VI.

Fue un gesto de la reina del día de la abdicación el que detonó esta obra. La mirada con la que doña Sofía contempló al rey firmar su renuncia despertó la curiosidad de la periodista. ¿Qué pensaba en ese momento doña Sofía? ¿Repasaba en ese momento toda su vida? “Entendí que detrás de ese gesto había una historia, la de una reina, la de una mujer, la de su familia y también la nuestra”, explicó la periodista y escritora madrileña.

Porque no hay que olvidar que la vida de doña Sofía forma parte de la historia más reciente de España, en la que influyó mucho más de lo que se pueda creer en un principio. Simplemente casarse con el que entonces era el hijo del conde de Barcelona, fue un tanto que el futuro rey se marcó ante el dictador para inclinar la balanza a su favor como su posible sucesor, y también después, cuando la pareja se trasladó a España, ya casados, continuó trabajando con el firme propósito de que don Juan Carlos se ciñese la corona regia. “Doña Sofía tuvo un papel muy importante en la recuperación de la corona”, afirmó la periodista y escritora en la charla “Tras los muros de palacio para indagar en el alma de Sofía de Grecia” que mantuvo con la periodista viguesa Lucía Trillo en el MARCO de Vigo.

Pero la conquista de la corona tuvo sinsabores para doña Sofía, ya que supuso el final de su matrimonio. Pero ¿hubo realmente amor en algún momento? ¿se casaron dona Sofía y don Juan Carlos enamorados? La autora de “La última reina” desechó la idea romántica en los matrimonios reales, donde prima, aseguró, más el deber que los sentimientos personales. Sin embargo, doña Sofía sí terminó enamorada de don Juan Carlos, e igualmente “aprendió a no quererlo” tras las muchas infidelidades de su marido. Aunque solo esta parte de la biografía del rey emérito daría para escribir otra novela, Gallardo aseguró que, aunque en la novela aparecen algunas de sus amantes, ha huido del morbo, intercalando otras historias que a ella le resultaban más potentes. No podía faltar su relación con Corinna Larsen, que hizo tambalearse a la familia real. “El safari del rey en Kenia con Corinna hizo mucho más daño a la institución de la monarquía que el caso ‘Nós’ porque este al fin y al cabo es cosa del yerno, pero aquí es el rey y afecta a la institución, que no es él solo, sino toda la familia real”, dijo.

Según la ponente, la educación recibida por doña Sofía y don Juan Carlos terminó marcando los derroteros que eligieron cada uno. “La reina sabe que hay que ser reina todo el tiempo porque ha sido elegida para eso desde que nació y don Juan Carlos, educado entre militares, una vez que pasa el golpe de estado decide que quiere ser hombre además de rey y se rodea de una serie de personajes. En Mallorca se crea una corte paralela de gente que busca a la corona solo para hacer negocios. Ella, sin embargo, sabe que las reinas no tienen amigas y de ahí que su círculo de amistades sea tan reducido”, aseguró. Pocas personas, entre ellas su hermana Irene, su prima

También ser refirió a la actual situación del rey emérito y lamentó “el final estremecedor el juancarlismo”. “Si repasamos la historia de los Borbones vemos que han sido un desastre. Parecía que don Juan Carlos iba a limpiar la imagen de la dinastía y hemos visto este final estremecedor que aún no sabemos cómo va a acabar”, afirmó.

A doña Sofía le habría gustado tener un matrimonio feliz como el de sus padres, haber muerto siendo la reina de España y que sus hijos hubieran emparentado con las casas reales. Sin embargo, nada de esto consiguió. “Los tres vieron lo que es un matrimonio roto y no quisieron repetir”, opinó.

Una mirada a la reina y a la mujer

Sofía de Grecia (Psykhikó, 1938) es la última reina consorte europea de sangre real. Bisnieta, nieta, hija, esposa y madre de reyes, está emparentada con todas las casas reinantes de Europa. La niña que creció en el palacio de Tatoi fue educada para reinar y en el internado alemán de Salem aprendió que el sentido del deber está por encima de los sentimientos. Carmen Gallardo retrata a una mujer adelantada a su tiempo, defensora de valores muy actuales como el amor a la música, a los animales, el respeto por la naturaleza y el hecho de ser vegetariana. “La última reina” muestra el amor por sus padres, los reyes Pablo y Federica de Grecia, la unión con sus hermanos Constantino e Irene, la ilusión de recién casada y la entrega por sus hijos y nietos, pero también la tristeza de los desencuentros y la decepción de los proyectos rotos. Doña Sofía ha dedicado su vida a la Corona, a su familia y al país al que llegó en 1963. Año tras año, la reina que fue tachada de “extranjera” se ha convertido en el valor más sólido de la monarquía española. “Este libro es un acercamiento a la mujer, a la reina, a la esposa, a la madre, y una exploración de su alma en esas facetas”, explica la periodista y escritora. La mirada hacia la reina se realiza desde la observación que hace a través de su cámara un personaje ficticio, un fotógrafo, que sigue sus pasos casi desde su llegada a España tras su matrimonio con Juan Carlos I.

Compartir el artículo

stats