Desconocemos la edad del niño pero, por su caligrafía, no debe superar los diez años. Ocurrió en Sevilla, concretamente en Palomares del Río, y la foto la compartió la red social de conductores Social Drive, en las últimas horas. En ella se ve la luna trasera de un turismo destrozada, con dos grandes impactos y su cristal totalmente estallado. Cuando el propietario fue hacia su vehículo, no sólo se encontró con este inesperado panorama. Más sorprendido se debió quedar, al hallar una nota que el supuesto autor del estropicio le había dejado.

"He roto sin querer su cristal. Soy Alejandro. Disculpe. El teléfono de mi madre es: ..... El teléfono de mi padre es: ....."

Un gesto que fue reconocido por algunos tuiteros que comentaron así la foto: "Eso es educación y pensar en los demás. Con niños así igual tenemos futuro"; "¿Es de verdad? Qué cosa más linda de niño".

Alguno también realizó una recomendación publicitaria al propietario del coche accidentado, y la empresa aludida no desaprovechó la ocasión para recoger el guante.

Twit SocialDrive

Twit SocialDrive