Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio Vázquez Taín: “El secreto del Camino no es religioso sino espiritual”

El juez presentó su último libro “Más allá y más arriba” en una conferencia en la que propuso “promocionar” todas las rutas jacobeas a Compostela y no solo la francesa

José Antonio Vázquez Taín fue presentado por Lucía Trillo. |   // ALBA VILLAR

José Antonio Vázquez Taín fue presentado por Lucía Trillo. | // ALBA VILLAR

“El éxito que está teniendo el Camino de Santiago a nivel internacional es una pasada”, destacó ayer en Club FARO el juez José Antonio Vázquez Taín quien añadió que “el secreto” de la ruta jacobea “no es religioso sino espiritual, da igual en lo que creas, sino lo que sientas” en referencia a los distintos credos de los peregrinos que acuden a Compostela.

Taín ‘reinauguró’ Club FARO en la modalidad presencial en el Auditorio del MARCO en Vigo ayer tras un periodo de conferencias online. Lo hizo para presentar “Más allá y más arriba. Historias de los primeros peregrinos del Camino de Santiago” (Espasa).

Introducido por la periodista Lucía Trillo, Taín señaló que se deberían “promocionar” todas las rutas jacobeas a Compostela y no centrarse principalmente en la vía francesa ya que “el éxito puede destrozar una buena idea”.

Él que realizó en seis ocasiones el Camino Francés, recordó cómo lo disfrutó en la primera ocasión, en el año 1998. Entonces, caminó hacia Compostela cumpliendo una promesa que había realizado durante la preparación de las oposiciones a juez. El pasado año, junto a Carlos Herrera (que prologa su último libro) realizó la ruta portuguesa, que ensalzó por no estar masificada: “Es como el Camino Francés hace 20 años”.

En su conferencia, retrocedió a los momentos fundacionales de Compostela, la Catedral y el Camino con una exposición a la velocidad del relámpago que iluminó a los presente con sus conocimientos.

Vázquez Taín comenzó su disertación rememorando el poder de la ruta que incluso en 1347, el “año de mayor oleada de peste en Europa, cuando los habitantes del Camino apedreaban a los peregrinos porque no querían que vinieran por miedo a que trajesen la enfermedad, en ese año llegaron casi mil peregrinos a Santiago”.

Como señaló el escritor y juez, “el Camino te engancha, la Catedral te engancha” y ha generado respeto y atracción a lo largo de la historia a personajes históricos como el corsario Francis Drake o Almanzor.

Sobre este caudillo musulmán que robó las campanas de la Catedral santiaguesa para colocarlas en la Mezquita de Córdoba arrasando con todo lo que se encontraba por su camino en tierras cristianas, Taín puntualizó que, sin embargo, pidió a su ejército que respetara la tumba del Apóstol Santiago.

Lucía Trillo le preguntó por la razón y Taín respondió que a lo largo de la historia, ha habido muchas guerras religiosas a pesar de que “las tres religiones son las mismas” (en alusión al cristianismo, judaísmo e islam) con cambios en personajes y otras consideraciones. “Para los musulmanes, Jesús era un profeta. ¿Cómo iban a destrozar la tumba de un profeta?”.

Taín matizó que Almanzor castigó Santiago y otros enclaves de la antigua Galicia porque “iba contra los súbditos que no pagaban los impuestos” . No obstante, reconoció que si Almanzor hubiera destruido la tumba del Apóstol, “quizás, el Camino habría desaparecido”.

En cuanto a Drake, apuntó que su idea era conquistar A Coruña para después ir a por Compostela, lo que no se realizó por la valentía de María Pita y los ciudadanos herculinos.

La conferencia versó sobre el contenido de su última obra, en la que repasa los primeros cuatro siglos de historia del Camino. Su teoría es que Santiago nació en la época romana como una posta (parada) en la vía romana, con asentamiento cuya torre de vigilancia se situaba en la plaza de Cervantes. En los aledaños, se ubicaría una tumba que acabaría acogiendo los restos de Eutanasio, Teodoro así como de Santiago.

Por último aprovechó para criticar que “en Galicia y España somos gran desconocedores de nuestra historia” y que “lo más milagroso de todo es el propio Camino”. “La historia de la Catedral daría para muchas películas”, añadió.

“No descarto ir a la política porque todas las leyes que nos dan son una basura”

Afable, locuaz y directo, Taín ofreció ayer su conferencia en Club FARO y en el turno de preguntas respondió con honestidad incluso a cuestiones delicadas lanzadas por el público. Sobre si él sería capaz de dar el salto a la política, indicó que “yo no descarto ir a la política porque estoy cansado de que todas las leyes que nos dan sean una basura”. “Me gustaría alguna vez ir a arreglar cuatro o cinco leyes que sean más objetivas. Pero, luego ¿a dónde vas?”, apuntó. Respecto a las puertas giratorias de las que se benefician determinados dirigentes tras su paso por un partido,puntualizó que “las puertas giratorias son las que vuelven al mismo sitio. Ojalá todos volviéramos al mismo sitio. Pero si yo voy a un punto y de ese a otro, entonces no es una puerta giratoria; es un trampolín. Ese es el problema de la justicia”. En cuanto a Marlaska como ministro respostó que “no me parece mal que esté ahí; me gustaría más si fuera coherente con sus principios”. Con más detalle, señaló que el problema consiste en que alguien, tras su paso por un cargo después aparece “de repente en un órgano judicial que sí tiene responsabilidades políticas. Eso es lo peligroso. Ahora, que un juez vaya a la política y después vuelva a su puesto de base, eso es lo más honrado que hay”. Aclaró que “el problema de la justicia no es la tendencia política sino la sensibilidad personal, que nos demos cuenta de que aquello no es un papel sino una persona. Nosotros (los jueces) no vemos a la persona sobre la que estamos actuando. Ese es el problema”. Por ello, abogó por no estar en el “pedestal” sino sentirse como un “servidor” desde la judicatura. Recordó que su padre, que era funcionario, siempre le recalcaba que era un “servidor público”. “Cuando estás impartiendo justicia tienes que darte cuenta de que tú no estás en el pedestal, sino que estás abajo, eres el sirviente”, detalló. “Tenemos que servirles una solución a su problema”, agregó. En cuanto si alguna vez le propusieron saltar a la política, reconoció que sí. “Todos”, señaló. “Me propusieron ser alcade de Vilagarcía” pero al advertirles que quería libertad y hacer las cosas a su manera, algunas propuestas cayeron y otras las dejó en el aire.

Compartir el artículo

stats