Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tos, fiebre y disnea, la peor triada del Covid-19

Un estudio de médicos españoles identifica los síntomas más asociados a un empeoramiento

Personal sanitario, atendiendo a un enfermo con Covid-19.

Personal sanitario, atendiendo a un enfermo con Covid-19. Europa Press

En caso de un diagnóstico de Covid-19 no es lo mismo presentar la triada de fiebre, tos y disnea que síntomas de un resfriado normal. No al menos para su pronóstico. Un estudio realizado por 24 especialistas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) de distintos hospitales españoles identifica, establece y caracteriza cuatro grandes grupos fenotípicos de pacientes Covid-19 en función de su sintomatología y sus características clínicas, lo que puede permitir a los médicos detectar aquel subgrupo de pacientes con peor pronóstico para aplicar las pautas de tratamiento con mayor precisión.

Los resultados preliminales de esta investigación, vinculada al registro SEMI-Covid-19, que han sido publicados en el “Journal of Clinical Medicine”, muestran cómo uno de los grupos engloba a pacientes con alto riesgo de ingreso en UCI y mortalidad y mal pronóstico y otro, por el contrario, a pacientes con buen pronóstico y bajo riesgo de fallecimiento.

Los pacientes que presentan solo fiebre, tos y disnea, así como los que también tienen vómitos y diarrea; y los que sufren artromialgia (dolor en articulaciones y/o músculos), dolor de cabeza y dolor de garganta son los de peor pronóstico a priori. En cambio, los que presentan síntomas como los de un resfriado común o con clara pérdida de olfato y gusto son los que tienen mejor pronóstico.

El objetivo de este estudio, realizado tras analizar 12.066 pacientes hospitalizados, era identificar los diferentes fenotipos clínicos en la neumonía asociada a Covid-19 mediante el análisis de conglomerados y evaluar el impacto pronóstico entre los segmentos identificados en dichos pacientes. La mayoría de dichos pacientes eran hombres (58,5%) y caucásicos (89,5%), con una edad media al diagnóstico de 67 años. Las principales comorbilidades previas al ingreso fueron hipertensión arterial (50%), hiperlipidemia (39,4%) y diabetes mellitus (19,2%).

El primer grupo (C1), que incluyó a 8.737 pacientes con los tres síntomas clásicos: fiebre, tos y disnea, fue el más grande y numeroso (72,4% de los que participaron en el estudio). El perfil más repetido en este caso era el de un hombre de edad avanzada y con mayor prevalencia de comorbilidades. El tiempo entre el inicio de los síntomas y la admisión hospitalaria también fue más corto que en los otros grupos identificados. Uno de cada 10 pacientes requirió ingreso en UCI y el 24,1% falleció, lo que representa la tasa de mortalidad más alta de los cuatro grupos.

El segundo grupo (C2), con 1.196 personas (el 9,9% del total), presentó ageusia (falta de gusto) y anosmia (pérdida del olfato) a menudo acompañadas de fiebre, tos y/o disnea. Este grupo mostró el menor porcentaje de ingreso en UCI y de mortalidad (4,3%).

El tercer grupo (C3), con 880 pacientes (7,3%), tenía artromialgia –dolor en articulaciones y/o músculos–, dolor de cabeza y dolor de garganta, que a menudo también se acompañaba de fiebre, tos y/o disnea. Hasta el 10,8% de los pacientes C3 requirieron UCI y un 14,7% fallecieron.

El cuarto (C4), con 1.253 pacientes (10,4% del total), presentó diarrea, vómitos y dolor abdominal, a menudo acompañados de fiebre, tos y/o disnea. De estos, el 8,5% requirió ingreso en UCI y el 18,6% falleció, la segunda tasa de mortalidad más alta de los cuatro grupos.

La media de días desde el inicio de los síntomas de Covid-19 hasta el ingreso hospitalario del paciente fue de 6,7. La tríada de fiebre, tos y disnea estuvo presente de manera casi uniforme en los cuatro grupos clínicos identificados entre los pacientes estudiados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats