Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Días de clases y juegos

Este mes, llegaron a Kimbondo tres cooperantes de Malembe, que permanecerán treinta días en el orfanato, como apoyo a Rafa Martín. En agosto, regresarán a España -provienen de distintos puntos del país- y será relevados por otros tres voluntarios de la ONG viguesa. Además de educar a estos niños y de inculcarles hábitos de higiene básicos, como cepillarse los dientes y usar calzado para evitar que la tunga penetrans, una especie de pulga, se introduzca en la piel de los pies y provoque infecciones, Malembe organiza actividades que fomentan la cooperación y el trabajo en equipo.

Además, va a comenzar a impartir clases especiales a un grupo de niñas de 11 y 12 años dentro del proyecto "Vigo por el Congo", que cuenta con una subvención del Concello vigués, y que contempla también la puesta en marcha de un aula especial para niños con discapacidad.

Un profesor nativo será el encargado de dar clases a este grupo de niñas. "Se trata de un antiguo niño de Kimbondo que ha conseguido completar sus estudios de pedagogía en la universidad y que ahora regresa al orfanato para formar a otros pequeños. Ahora trabaja como voluntario, pero nuestra idea es contratarlo ", explica Pablo Varela.

Compartir el artículo

stats