17 de marzo de 2019
17.03.2019

La fábula imposible de Vilamoure

SVT nace en Vigo para ofrecer "una plataforma de visibilidad y reconocimiento" a artistas gallegos cum laude

17.03.2019 | 03:50
Xosé Vilamoure, ante dos de sus cuadros en SVT. // Marta G. Brea

Las galerías son espacios mágicos donde evadirse a través del arte y acceder, aunque solo sea por unos segundos, a obras que nos encantaría deleitar en nuestras casas cada segundo. Tras el cierre en goteo de referentes en Vigo como Ad Hoc o Bacelos -asiduas a la feria ARCO-, ahora surge un nuevo espacio de arte, SVT, que aspira a hacer soñar y pensar.

Para los amantes del arte contemporáneo, los últimos meses moribundos del MARCO y el cierre de referentes como las galerías Ad Hoc o Bacelos en Vigo han supuesto una ráfaga de proyectiles hacia el corazón y el cerebro.

Bien es cierto que 'siempre nos quedará Portugal', en concreto, la calle Miguel Bombarda de Porto pero, para que el panorama no parezca tan desangelado y -quizás prenda la mecha y cunda el ejemplo- acaba de nacer SVT Espacio de Arte, en el número 129 de la Gran Vía olívica, acobijada por Sirvent.

La primera exposición se inauguraba esta semana bajo el título "Imago mundi" con cuadros de Xosé Vilamoure quien presenta "una técnica y una imaginación prodigiosa", defiende el comisario Ángel Comesaña. "Hemos tomado dos series representativas: 'Animales en peligro de extinción' y 'Taschen'", añade.

En la primera, Moure retrata animales y lo hace mediante una "parodia" del sistema del retrato pictórico "creando escenarios oníricos al humanizarlos "convertiéndolos casi en fábulas y diálogos imposibles", apunta el comisario.

En los cuadros de la segunda serie, Taschen, hace un guiño a la famosa editorial de libros de arte retratando a más de 700 autores a los que dedicaron sus manuales.

Proyecto independiente

Moure señala que la idea básica de SVT Espacio de Arte "es ofrecer una plataforma de visibilidad y reconocimiento a los artistas mediante un proyecto independiente que funcionará como sala de exposiciones" y mucho más como presentaciones de libros, conciertos...

"Este, reflexiona, es un momento dificilísimo. La situación aquí es bastante dramática en Vigo con la mayoría de las galerías cerradas. Tenemos que ayudar a los artistas a mostrar su trabajo. Una de nuestras ideas es ampliar los públicos del arte contemporáneo. Queremos abrir el arte a un abanico social más amplio".

"El espacio expositivo es solo una parte del proyecto. Nos ofrecemos como punto de encuentro para ver las iniciativas que salen de nuestro entorno", añade Moure, quien adelanta que la próxima muestra será la obra de Ruth Massó, una artista gallega asentada y reconocida en Múnich.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook