01 de marzo de 2019
01.03.2019
La entrega coincide con el 38 aniversario del fallecimiento del intelectual

La familia de Álvaro Cunqueiro dona parte de su archivo a la Fundación Penzol

Son fotografías y documentos personales, manuscritos, poemas, documentos políticos o diplomas, entre otros - Calculan que necesitarán dos años en catalogar todo el material

01.03.2019 | 01:51
César Cunqueiro (izquierda), Francisco Domínguez (centro) y Manuel Puga, durante la firma. // R. Grobas

Treinta y ocho años han pasado desde aquel 28 de febrero de 1981 en el que Álvaro Cunqueiro fallecía en Vigo dejando un legado inmenso convertido en uno de los autores más importantes y prolíficos de Galicia. Poeta, novelista, dramaturgo y periodista -también gastrónomo-, parte de la ingente obra de Cunqueiro fue ayer donada por su hijo, César, a la Fundación Penzol en un acto al que acudieron numerosos representantes de la institución y de otras además del secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García.

"Coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de su padre, César Cunqueiro nos hace el honor de entregarnos estos fondos que constituyen un importante tesoro que vamos a custodiar y poner a disposición de estudiosos e historiadores", aseveró el director de la Fundación Penzol, Francisco Domínguez.

Se trata de un número importante de documentos que "tras una primera clasificación por materias" ocupan once cajas de archivo dos carpetas, además de diez tesis de doctorado elaboradas en Galicia, España y otros países europeos y 60 separatas de varios autores de trabajos sobre Álvaro Cunqueiro.

Se incluyen, entre otros, más de 300 cartas dirigidas al escritor, documentos personales y familiares, manuscritos y mecanoscritos entre los que destacan "Si o vello Simbad volvese ás illas" o "Las mocedades de Ulises", poemas, folletos impresos, 646 fotografías del intelectual, 145 fotografías de paisajes, animales o personas curiosas procedentes de su época como director de FARO DE VIGO, diplomas y documentos de gran formato. También documentos políticos entre los que destaca la carta orgánica provisional de Esquerda R. Galega firmada por 17 personas. Además, en un "alpendre" de su casa familiar de Mondoñedo aparecieron manuscritos de poemas sueltos de los cuales se ignora cuándo o por qué se escondieron allí. "No están en muy buen estado y será precisa una digitalización cuanto antes", dijo el director de la Penzol.

En definitiva, un importante archivo que la Fundación Penzol calcula que tardará "no menos de dos años" en catalogar de forma pormenorizada. "Depende de las ayudas que tengamos", lanzó Domínguez aprovechando la presencia en el acto del secretario xeral de la Xunta. "Es difícil poder dar una fecha concreta porque la catalogación es un proceso lento", apuntó. No obstante, mientras tanto los fondos estarán pronto a disposición de quienes quieran consultarlos. "Están agrupados por temáticas y es muy sencillo poder acercarse a ellos", aseguró el director de la Fundación Penzol, que atesora archivos de Francisco Fernández del Riego, Ramón Piñeiro, Castelao, Xosé María Álvarez Blázquez o Ramón Otero Pedrayo. "Este último dijo de Cunqueiro que era un 'noble carballo que só se da unha vez na vida dunha nación'", apuntó Domínguez. "Recogemos estos documentos como un depósito de la memoria de nuestro país", resaltó.

Tras el acto formal de la firma del documento de cesión, que se hace con la finalidad de que se pueda cuidar y al mismo tiempo difundir el legado, intervino el presidente de la Fundación Penzol, Manuel Puga, quien destacó la "satisfacción" por tener el "honor" de recibir esos fondos que dan testimonio de la "inolvidable huella" de Cunqueiro y que, además, "son un tesoro familiar por cuanto significan para ellos". "Cunqueiro estaría contento de que sus archivos acabasen en esta institución", aseveró Puga, que constató el vínculo del intelectual con Francisco Fernández del Riego y Fermín Penzol, así como con la propia Fundación.

Al igual que Domínguez, Puga hizo referencia al epitafio que dejó Cunqueiro y que reza en su tumba, "Aquí yace alguien que, con su obra, hizo que Galicia durase mil primaveras más". "Con esta donación estamos contribuyendo a que Galicia tenga las mil primaveras que Cunqueiro deseaba", afirmó.

El escritor César Cunqueiro, por su parte, consideró que la "mejor solución" para el legado que dejó su padre era "cederlo a una institución que los guarde y los articule y que estén a disposición del conjunto de la sociedad". "No tenía dudas, por los vínculos que tenía mi padre con esta institución, a que este era el lugar adecuado", sostuvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca