11 de febrero de 2019
11.02.2019

La expedición de Chus Lago por Siberia suma ya 300 kilómetros

La deportista y sus compañeras Verónica Romero y Rocío García remarcan los ruidos ensordecedores que hace el hielo al moverse y que se han encontrado con fracturas de hasta 4 metros de ancho

11.02.2019 | 18:10
La alpinista viguesa Chus Lago, en el lago Baikal, en Siberia, que tratará de cruzar este mes.

La expedición liderada por Chus Lago en el lago Baikal, en Siberia, cumple ya once jornadas con un total de trescientos kilómetros recorridos. El objetivo de alpinista viguesa, que realiza la travesía junto a la mosense Verónica Romero y la granadina Rocío García, es recorrer de sur a norte sobre el hielo la llamada "perla de Asia", una gigantesca masa de agua ubicada en el centro de Siberia que se extiende por 31.494 kilómetros cuadrados.

Las deportistas integran el equipo Compromiso por la tierra y además de intentar convertirse en el primer equipo femenino que culmina la hazaña, también tratan de llamar la atención sobre el peligro del calentamiento global los ecosistemas de las regiones polares. En concreto, el lago Baikal es hogar de un centenar de especies endémicas que además está reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En los últimos 100 años, el Baikal ha experimentado un aumento de temperatura de 1,2º que provoca que ahora se congele durante 18 días menos al año. Las deportistas están experimentando en su aventura un grosor del permafrost (la capa helada que cubre la superficie del lago de febrero a abril) menor al esperado, que las obliga a avanzar con extrema cautela y arrimarse a la orilla para hacer noche. En las breves comunicaciones que se han podido establecer con las deportistas, han señalado que el hielo al moverse hace unos ruidos ensordecedores que no cesan ni de día ni de noche y se han encontrado con fracturas de hasta 4 metros de ancho.

La travesía recorrerá un total de 700 km, repartidos en aproximadamente 30 días, durante los que las deportistas no realizan paradas de avituallamiento y duermen acampadas sobre el propio lago helado, soportando temperaturas inferiores a -30º y cargando en trineos de unos 80 kg. de peso con todo lo necesario para sobrevivir durante un mes en un entorno tan hostil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca