09 de junio de 2018
09.06.2018

Locura triunfita 2.0 en el Coliseum

El multiusos entonó el 'Miudiño' con los tres concursantes gallegos de 'OT', protagonistas de un concierto abarrotado como aquel de la primera edición del concurso en 2002

09.06.2018 | 09:44
Así fue el concierto en A Coruña de la gira de Operación Triunfo. // BAÚLDE | ROLLER AGENCIA

Era abril de 2002 y los chicos de Operación Triunfo posaban en grupo a pie de pista en Alvedro. Bisbal pasaba el brazo por encima del hombro a Chenoa, Juan Camus y Rosa recorrían el NH Atlántico con su director antes de cantar en el Coliseum y Busamante se reía con las señoras que golpeaban la ventanilla de su coche en la entrada del Coliseum. Ayer, con 16 años de diferencia, la misma locura, los mismos seguidores acampando la noche anterior, el mismo abarrote en el auditorio de Alfonso Molina. Una versión 2.0 con una diferencia de calado, tres gallegos en las filas triunfitas: Miriam, Roi y Cepeda, que jugaron en casa y enloquecieron a las 9.000 personas del público cantando el Miudiño con banderas de Galicia .

Los fans consagraron el día a sus ídolos. Fueron a recibirlos a los aeropuertos de Lavacolla y Alvedro, hicieron noche a las puertas del Coliseum y gritaron sus canciones en la entrada de un hotel de Matogrande. Solo era el calentamiento de una noche intergeracional, de niños de cinco años a abuelos en un público con dominio adolescente. Entre ellos, algún rostro conocido, como Joe Pérez-Orive, jurado del concurso y promotor de la gira, y los futbolistas Seoane y Juan Domínguez, amigos de Miriam y su hermano Efrén, con quien compartieron vestuarios blanquiazules.

Curiosamente, el Miudiño fue la segunda tonada tabernaria gallega que se escuchó. La primera la cantó el mallorquín Ricky. "Buenas noches Galicia, ¿sabéis que mi padre veraneaba aquí?", comentó antes de un sorprendente " Polo río abaixo vai unha troita de pé" que gustó tanto como el Let me entertain you con el que, como maestro de ceremonias, abrió las actuaciones en solitario tras un tema grupal. Ana Guerra y Amaia versionaron Todas las flores, el tema revisitado por la película La llamada dirigida por sus profesores Los Javis. Dieron paso a Juan Antonio y Mireia y Marina, que salió con una bandera arcoiris, la misma que seguro llevará el día 30 cuando cante en la plaza de España invitada por los organizadores del Día del Orgullo LGTBIQ.

En el público, mucho grito, linternas en las lentas, camisetas de Pa' mala yo, globos de león en honor a la eumesa Miriam, y también una pancarta de apoyo a Thalía, una de las concursantes que primero salió de la academia y que se emocionó con el homenaje. Y después de que Raoul y Agoney se cogiesen de la mano en Con las manos vacías y Raoul también confesase sin detalles tener parte gallega- "aunque no lo sepáis yo también soy de aquí"-, llegó el Miedo de Amaia, la misma celebrada versión de M-Clan al piano con la que conquistó la final de OT. No defraudó, ni con su voz en directo ni con su discurso: "Jo, muchas gracias, en serio".

Llegó uno de los momentos de locura de la noche con el No puedo vivir si ti de Aitana y el ourensano Cepeda, que dedicó un tema a su familia, también entre el público. "Qué bien se canta en casa", señaló el gallego. La misma sensación tuvo Miriam, que interpretó su primer single y recordó los conciertos que gozó en el Coliseum como público, en el lugar desde donde estaban coreando su nombre. Alfred, Nerea, Mimi, Mireya... todos subieron al escenario para, tras dos horas y media, proclamar la hora de La revolución sexual y cerrar una noche de fervor musical en A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia