30 de julio de 2014
30.07.2014
Felipe González la apodó "brava"

Fallece en Panxón a los 69 años la periodista María Antonia Iglesias

El funeral por la periodista será esta tarde a las 21.30h en el cementerio de Panxón

30.07.2014 | 14:35
María Antonia Iglesias, en una entrevista en televisión.

María Antonia Iglesias fue una de las periodistas de la Transición, un referente en las pantallas de programas informativos, que seguía al pie del titular y la opinión en los últimos años con intervenciones en la emisión "El gran debate" de Telecinco. La enfermedad la llevaba acompañando desde hace años, apartándola por periodos de sus compromisos profesionales. En la tarde de ayer, fallecía en Panxón (en el municipio pontevedrés de Nigrán) a la edad de 69 años sin que haya trascendido la causa de su defunción.

Desde hacía tiempo, Iglesias pasaba los veranos en Panxón donde tenía una casa. Su enfermedad del riñón la obligaba a acudir varias veces a la semana al Hospital Xeral para recibir tratamiento.

María Antonia Iglesias destacó siempre por ser incisiva en sus entrevistas y polémica. Fue testigo de grandes acontecimientos históricos en España como el golpe de estado de Tejero aquel 23 de febrero. Aquel día, Iglesias (nacida en Madrid, aunque de familia de origen gallego) se encontraba en el Congreso.

Su forma de lidiar con el acontecimiento periodístico en la Transición hizo que fuese reconocida por políticos de peso. El expresidente Felipe González la calificaba como "brava"; mientras que Santiago Carrillo recordaba años atrás cómo ella formaba parte de una generación de periodistas que "se había ganado la confianza con los diputados y se le llegó a llamar diputada sin escaño", según publicaba justo hace un año Telecinco en su web.

La prensa escrita fue donde inició su carrera con publicaciones en Triunfo, Tiempo o Interviú. A mediados de los 80, sería reportera en "Informe Semanal" del que fue nombrada directora en el año 1989. Posteriormente, sería nombrada directora de los servicios informativos del canal público hasta 1996 cuando Sáenz de Buruaga la relevaría en el puesto.

Posteriormente, colaboraría para el diario El País realizando diferentes entrevistas en profundidad a políticos y personalidades destacadas de la época que después recopiló en un libro.

También fue muy destacada su participación como analista en diversos programas radiofónicos así como en televisión. Tras finalizar su periodo profesional con TVE se pasó a la privada.

Su labor como escritora política vino dada por la publicación de varios libros como Memoria de Euskadi, Cuerpo a cuerpo o La memoria recuperada. Lo que nunca han contado Felipe González y los dirigentes socialistas y Ermua, cuatro días de julio, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook