15 de agosto de 2012
15.08.2012

Vacaciones al galope

Cabalgar es una alternativa excelente para disfrutar de la época estival y de la naturaleza de forma distinta

15.08.2012 | 02:31
Ruta a caballo por el Monte Galiñeiro.

Montar a caballo puede ser una actividad perfecta para disfrutar del tiempo libre y, para el que nunca lo haya probado, una experiencia única. Hoy en día, además, convertirse en jinete está casi al alcance de cualquiera que lo desee, ya que no es preciso tener un caballo propio. En la zona de Vigo, existe una gran oferta de escuelas de equitación que organizan rutas y lecciones de hípica tanto para iniciarse en el mundo ecuestre como para personas que ya han montado y quieren repetir o profundizar en cualquiera de las disciplinas que engloba el mundo de la hípica.

Sensación de libertad, adrenalina o miedo son algunas de las emociones que se tienen al subir por primera vez a lomos de un caballo. Este animal es, probablemente, uno de los más elegantes que existen y, aunque puede imponer si nunca se ha cabalgado, montar en uno brinda la posibilidad de ver el mundo de una forma diferente.
Cabalgar puede ser, tanto para niños como para adultos, una actividad perfecta para disfrutar un día de verano pero, para iniciarse, es preferible hacerlo con alguien que tenga experiencia previa y pueda darnos unas indicaciones básicas para manejar al caballo. En cualquier caso, tanto si lo que se pretende es tener esta primera toma de contacto como si ya se ha cabalgado antes, existen en la zona de Vigo numerosos clubes de equitación que ofrecen diversas actividades con estos animales.
En el centro hípico "La Muralla", especializado en lecciones de equitación infantil, los niños de entre cuatro y doce años pueden acercarse al mundo ecuestre con los campamentos de verano que se ofrecen de lunes a viernes por las mañanas. Durante cinco días, los más pequeños entrarán en contacto con los animales, aprenderán a cuidarlos y darán sus primeras lecciones de monta. Para apuntarse se puede entrar en la web www.lamuralla.info o acudir al propio centro.
En el club de hípica "Serra Galiñeiro", en Vincios, ofrecen itinerarios a caballo por diferentes lugares, además de clases de hípica para aprender a montar. Para iniciarse, pueden realizarse rutas de una hora por doce euros, aunque si ya se tiene alguna experiencia previa €ya que esta actividad puede resultar muy cansada si nunca se ha realizado€, existen trayectos de medio día o un día entero. Para realizar alguna de las rutas es preferible llamar al 626170748 con uno o dos días de antelación y reservar la hora.
A pesar de que no hace falta ser un atleta, montar a caballo también requiere un esfuerzo físico, por lo que es conveniente tener en cuenta los límites personales y, en algunos casos, la edad. Además, es importante llevar ropa y calzado cómodos, y seguir las indicaciones de los monitores. Más allá de estos pequeños consejos, prácticamente cualquiera que lo desee puede disfrutar de esta gran experiencia.
Lecciones de hípica durante todo el año
Para adentrarse de forma más profunda en el mundo del caballo, los clubes hípicos "Serra Galiñeiro" y "La Muralla" ofrecen, además de estas actividades puntuales, clases de equitación. Los cursos, que se organizan durante todo el año, están pensados tanto para niños como para adultos y se estructuran según el nivel del alumno.
En el centro "La Muralla", además, los alumnos tienen la oportunidad de iniciarse en el "horseball", un juego que enfrenta a dos equipos de cuatro jugadores que, montados en el caballo, deben recoger del suelo una pelota e introducirla en las canastas que se encuentran en los extremos del campo. Se trata de una especie de mezcla de baloncesto, rugby y equitación, de la que se pueden tomar lecciones si ya se posee experiencia previa en la monta.
Si lo que se busca son clases enfocadas a la competición, sobre todo en salto, el club hípico "Alazán" ofrece, durante todo el año, lecciones de esta modalidad. Aunque están dirigidas a personas de todas las edades, estas lecciones de salto ecuestre se centran, sobre todo, en la iniciación de los más pequeños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook