15 de junio de 2012
15.06.2012

Stormy Mondays: "Tras actuar con Slash no dormimos en días"

El año pasado saltaron a los titulares por colar uno de sus temas en el "Endeavour". El guitarrista de Guns N' Roses se unió a ellos en Oviedo, y su líder actuó con el Boss.

15.06.2012 | 14:20
Los Stormy Mondays, con su líder, Jorge Otero, segundo por la derecha.

Lo llaman lunes tormentoso, pero el martes es igual de malo", advierte el clásico del blues "Stormy monday", del que este grupo asturiano toma su nombre. En cualquier caso, VISADO habló este martes con su líder, Jorge Otero, un músico que tiene mil historias que contar pese a sus 37 años. Los Stormy Mondays actuarán hoy (22.00 h.) en la sala viguesa La Fábrica de Chocolate y mañana en A Coruña (Le Club). La doble cita será también la despedida temporal de los escenarios de The Highlights, banda de tributo a Bob Dylan.

-Hace ahora dos décadas, cuando erais unos adolescentes, se os unió Slash en el escenario durante las fiestas de Oviedo. Eso es empezar con buen pie...
-De aquella apenas sabíamos tocar, pero algo debíamos de tener cuando Slash se aventuró a subir al escenario con nosotros. Vino a Oviedo a tocar con Michael Jackson, y juraría que fue la única vez que tocó con él en directo. Actuábamos en un chiringo y la gente empezó a gritar. Recuerdo haber pensado: "¡tan bien no lo podemos estar haciendo!". Me di la vuelta y ahí estaba Slash, con sus guardaespaldas. Fue una llamada para meternos más a saco con la música, para ser profesionales.

-¿Cómo contactasteis con Elliott Murphy?
-Pasaron unos cuantos años y nos preparamos para grabar nuestro primer disco. Había descubierto a Elliott en Oviedo. Soy fan de Springsteen, y me sorprendió que un tío como él fuera tan desconocido. Como él colaboró con Springsteen, se nos ocurrió que podía venir a grabar con nosotros. Aceptó y luego fui músico en su banda. Cuando montamos una discográfica, publicamos sus discos.

-Sois la única banda española que ha tocado en Woodstock (edición de 1999). ¿Ayudó tener las canciones subidas a internet?
-Llegamos a tener formatos de música anteriores al MP3... Desde que tuvimos página web, que fue en el 96, creo, subimos las canciones a la red. Gracias a que uno de los temas estaba de número uno en una web independiente nos invitaron a Woodstock. Mientras la Sgae pensaba que internet era el enemigo, lo usamos como promoción y nos llevó adonde ningún grupo español había llegado.







Jorge Otero:




Al ver la foto me pregunto: "¿qué hace ese de Oviedo con el Boss?"


-Bruce Springsteen ha sido una clara influencia para vuestra música. Actuar con él [en 2006] tuvo que ser increíble para ti...
-Cuando veo la foto me pregunto: "¿qué hace ese tío de Oviedo con el Boss, ¡es imposible!" [risas]. Springsteen ha sido una influencia, pero no hemos sido el típico grupo obsesionado en sonar como él, con conciertos de tres horas, un saxofonista negro... Tenemos sección de viento, pero nos gusta el soul. Tocar con un tío al que ves desde pequeño, del que tienes todos sus discos, es una impresión, aunque lo de Slash fue insuperable: estuvimos varios días sin dormir de la emoción. Lo de Springsteen fue increíble, pero dormí esa noche [ríe]. Fue breve, me hubiera gustado tocar cara a cara con él en unos solos. La de guitarrista es una de sus habilidades ocultas. En el concierto "Black and white night", con Roy Orbison, Springsteen toca con James Burton, uno de los mejores guitarristas de la historia, y el tío se enfrenta a él con la guitarra como un campeón...

-De ahí a sonar en el transbordador "Endeavour" [el tema "Sunrise nº 1"]. Una promoción sideral...
-Sí. Fue muy breve también, como lo de Springsteen. En tres días estuvimos en todos los telediarios, y eso fue todo... Lo bueno es que fue una canción y hubo mucha gente que se enganchó dándole al ratón para que nuestro tema sonase en el espacio. Nos hubiera gustado mantener esa canción viva más tiempo. Nos hizo caso la prensa generalista, no la musical. Al ser tan independientes, estamos un poco marginados de la industria musical, pero prefiero salir en el telediario que en el programa de música de las tres de la mañana que nadie ve.

-Hace tres meses actuaste en Vigo y en A Coruña como guitarrista de Willie Nile. ¿Disfrutas más en un segundo plano?
-Me gustan ambas cosas. También he actuado como bajista con Elliott Murphy, y he hecho alguna gira con Joe Grushecky y con Cindy Bullens. Willie es un artista increíble que debería estar más arriba, como tantos otros. Ser su guitarrista es complicado. Ha tenido guitarristas como Andy York, que toca con John Mellencamp, y Steuart Smith, que toca con los Eagles... He tenido que tocar partes de guitarra de Roger McGuinn, de los Byrds, y de Richard Thompson [Fairport Convention]. Pero no podría ser solo guitarrista, me gusta estar en el centro con mi banda.

-¿Es difícil sonar "clásico" sin ser "retro"?
-Nos sale muy natural. Estamos en la tradición del rock clásico, y además el estudio donde grabamos tiene un montón de material antiguo. Pero no caemos en pensar que algo antiguo mola aunque suene mal. Nos gusta aprovechar la tecnología del estudio y no nos llama hacer pastiches.

-¿Grabáis en los estudios de Jorge Explosión?
-No. Ese estudio es fantástico, pero son militantes del vintage: lo nuevo no mola, aunque suene bien [ríe]. Grabamos en los estudios Acme de Miguel Herrero, que es productor, trompetista y multiinstrumentista. Tiene una mesa de válvulas espectacular y ProTools. A veces lo pasamos a cinta analógica. Lo combinamos todo para sonar bien.

-Cantas en inglés y en castellano, y habéis grabado una canción en asturiano ("Dormi ya"). ¿Cómo decidís qué idioma utilizar?
-Es un poco cíclico: si estamos mucho tiempo sin tocar en directo, las canciones tienden a ser en inglés. Es el idioma que más nos gusta y en el que escuchamos toda la música. Cuando tocamos en directo pensamos que qué bueno sería que la gente entendiera las letras, y pasamos al castellano, que es más difícil: no puedes construir una frase con monosílabos. Hemos decidido sacar un EP con cuatro canciones en inglés. Seguro que luego nos apetece más el castellano.

-Estáis a favor de la copia musical ya desde 2000. ¿Veíais venir esta crisis discográfica?
-Lo que hemos tenido claro es que la crisis musical no tiene nada que ver con internet. Si no hubiera habido internet, estaríamos igual que ahora, solo que sin poder escuchar música en la red. Es un fracaso de las discográficas y de las radios comerciales que se ha gestado desde finales de los 80 y que ha explotado ahora. La música siempre se ha copiado. Cuando salieron las cintas, e incluso las radios, ya auguraban el final de la música. El que compra discos necesita escucharlos antes, y para eso necesita internet, porque no los va a escuchar en Kiss FM...

-Vosotros lo sufristeis al fundar vuestra propia discográfica.
-Veníamos de la mentalidad americana. Anni Di Franco tenía su propia discográfica. Nos encontramos con demasiadas barreras. Las radios comerciales están cerradas. Solo pueden poner lo último de Shakira y poco más.

-¿Os dedicáis a la música a tiempo completo?
-Trabajamos todos. El gran secreto de la música española es que hay que tener un empleo para ser músico, y es algo que nadie admite, es como vergonzoso. Pero no pasa nada. Tener trabajo y dedicarte a la música es un triunfo.

-Y con el paro que hay, es una doble suerte...
-Sí. La Sgae fomentó esa actitud, la de los "creadores", como si fueran seres superiores: "si eres músico, la gente te tiene que pagar por tocar". Y no siempre es así. A veces, el bar donde actúas pierde pasta y no estás para exigir. El mu

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook