01 de diciembre de 2009
01.12.2009

Iago, el niño que no quiere ser invisible

El pequeño, que sufre autismo, gana un concurso nacional con un corto en el que reivindica su derecho a la integración

30.11.2009 | 21:58
Iago Lorenzo Casal con su madre Inés señala un momento de su corto en el ordenador, en su colegio Aceesca, Porriño. // Jesús de Arcos

"Hola, yo quiero que tú me escuches, me veas, me hables y me ames". Con esta petición directa, clara y transparente, Iago Lorenzo Casal ha convencido al jurado y al público del Primer Concurso Nacional online de Cortos sobre los Derechos del Niño organizado por el Consejo General de la Abogacía Española. Su trabajo –titulado "Ver, escuchar, hablar, amar..."– se alzó, entre más de cuatrocientos trabajos de niños (discapacitados y no) de toda España, con el primer premio en la modalidad de vídeo más votado por el público.
Iago es un niño de diez años con autismo. Conocerle hace olvidar a cualquiera todos los estereotipos sobre este trastorno. Recibe con una sonrisa, se deja dar un beso, coge de la mano a su interlocutor y, aunque no habla, consigue comunicar sus sentimientos, deseos y también su desacuerdo. En su colegio Aceesca (Porriño) trabajan a fondo para desarrollar al máximo su comunicación verbal, pero por el momento sólo es capaz de unir dos o tres palabras.
Para hacerse entender utiliza el lenguaje gestual y un sistema de pictogramas con los que consigue expresar sus necesidades básicas y también las cosas que más le agradan. A menudo, sus padres y educadores incorporan nuevos dibujos. Estas semanas han añadido "avión". Iago empieza así a familiarizarse con este transporte en el que viajará el próximo día 9 a Madrid para recoger el premio al día siguiente. "Los niños con autismo se excitan mucho con las cosas nuevas que salen de su rutina, por eso hay que anticiparle todas estas novedades que va a vivir", explica Inés Casal, la madre del premiado.
Inés fue la "directora" del corto. Lo grabaron en verano, en el jardín de su casa y con el teléfono móvil. "Yo nunca había hecho una cosa de este estilo, pero ha sido muy bonito", asegura la madre. Y, sobre todo, con un mensaje: "Queremos que el autismo no sea invisible, que las personas que lo sufren sean escuchadas y que no se las discrimine". La madre asegura que esa ha sido la idea principal para sobre llevar todo lo que el autismo ha traído a sus vidas, "hay que afrontarlo, no esconderlo, hacernos visibles con naturalidad y procurar participar en la sociedad que nos rodea. Y eso es sólo el primer pasito de una lucha por mejorar la calidad de nuestras vidas", añade.
Iago ha demostrado en el vídeo –de un minuto de duración– que la cámara no le asusta. El premio consiste en que un director profesional rodará ahora un corto con él. "Para Iago es muy bueno participar en cosas nuevas, pero los que trabajen con él tienen que conocer un poco la mejor manera de acercarse a él", aconseja la logopeda de Aceesca, Paula García.
El niño está muy familiarizado con las nuevas tecnologías. Su madre le anima a ello a través de un blog "Hablapormidiceiago", en la que relata la evolución, los problemas y los avances de su hijo y se comunica con otros padres en la misma situación. En especial, Inés ha contado desde el principio con el apoyo de otras dos madres de niños autistas en Galicia que también son "blogueras": Cuca y Esther.
Iago nació prematuro con sólo un kilo y medio de peso, por lo que tuvo que permanecer durante un tiempo en incubadora y con ventilación asistida. "Cuando le diagnosticaron autismo, con tres años, no sabía bien lo que eso iba a significar en nuestras vidas; te dan poca información y tú tienes que buscarte la vida. Ahora es todo más sencillo y puedo decir que Iago me da mucha alegría", afirma su madre.
El nuevo reto con el que se encuentra la familia ahora son los celos que sufre su hermano pequeño, Diego, de cinco años. "Todavía no entiende que tenga que prestar tanta atención a Iago", relata Inés.
Pero Diego aplaudirá como el que más a su hermano cuando recoja en Madrid el primer premio de su vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook