14 de octubre de 2009
14.10.2009

Cineastas con mochila

El Ourense Film Festival organiza un concurso de cine para escolares

14.10.2009 | 02:51
Ganadores y organizadores, tras la entrega de premios. // I. Osorio

Los escolares gallegos que participaron en "I Ouff na Escola", iniciativa organizada dentro del XIV Ourense Film Festival, recibieron ayer los premios a los trabajos audiovisuales presentados en este concurso, cuya finalidad es incentivar la creatividad en la enseñanza a través del cine. Pero ayer también fue día de homenaje, ya que el festival rindió tributo póstumo a Eloy Lozano, director de cine, publicista y uno de los fundadores del festival ourensano.

Cientos de alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria tuvieron la oportunidad de filmar su primera película y contar desde la historia del abuelo hasta la de su pueblo o su familia e incluso dar su visión de la Guerra Civil a través del "I Ouff na Escola", una iniciativa pionera organizada dentro del Ourense Film Festival (OUFF) y que pretende incentivar la creatividad en la enseñanza a través del audiovisual y el trabajo en equipo.
El Auditorio Municipal de Ourense se quedó pequeño ayer para acoger a los escolares que llegaron desde distintos municipios de Ourense y del resto de Galicia para recibir los premios, en una gala que estuvo dirigida por alguien muy próximo a los jóvenes, Rubén Riós, actor y director de cine, conocido por películas como "Pradolongo". El jurado del concurso estuvo integrado por Manuel González, ex director de la Agencia Galega del Audiovisual; Gregorio Ferreiro, de la Secretaría Xeral de Política Lingüística; el profesor José Paz; el propio Rubén Riós, y César Silva, periodista experto en cine y director de programación del Ouff. "Es necesario dar oportunidad a las demandas del profesorado de estimular la creación dentro de la docencia", dijo Silva, en relación a esta iniciativa.
Profesionales del cine, de la política, amigos y los actuales gestores del Ouff rindieron ayer un cálido homenaje en el Teatro Principal a Eloy Lozano, cineasta y fundador del festival, fallecido en abril de este año a los 56 años, y que dejó un importante legado como productor y videocreador.
El director del Ouff, Enrique Nicanor, y amigos como Manuel Cabezas, durante cuyo mandato como alcalde se puso en marcha el festival de cine; el entonces edil de Cultura, Aurelio Gómez Villar; el arquitecto Iago Seara, el profesor José Paz, y Moncho Conde Corbal elogiaron la labor "impagable y pionera" de Lozano en el audiovisual gallego, al que aportó el primer cortometraje gallego en 35 milímetros, "Retorno a Tagen Ata" (1974), basado en una obra del escritor Xosé Luís Méndez Ferrín. Creativo de firmas como Adolfo Domínguez y Sociedad Textil Lonia, y autor de numerosos documentales y revistas especializadas, su proyecto más arriesgado fue "Las bellas durmientes" (1999), un largometraje que rodó en Santiago, Vigo, Pontevedra y A Coruña.
Iago Seara pidió que alguien tomara el testigo del legado que deja Eloy Lozano y forme parte en una sede del patrimonio de los amantes del cine. Además, ayer se estrenó su último trabajo "Quen son?".
Lozano fue un videocreador vanguardista, empecinado en convertir Galicia en capital del audiovisual y crear colectivo donde antes sólo había minifundio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine