04 de diciembre de 2008
04.12.2008

Las fotografías más salvajes

“Fotógrafos de la Naturaleza 2008” llega a Vigo con sus mejores instantáneas

04.12.2008 | 09:46
"Los escaladores del hielo", de María Stenzel (EE UU).

Detrás de cada instantánea de"Fotógrafos de la naturaleza 2008.Wildlife Photographer of the Year" se esconde una historia, que cada fotógrafo comparte con el espectador a través de un comentario donde quedan reflejadas las alegrías y las penurias,el esfuerzo y el tesón que le ha supuesto captar ese momento único de la naturaleza.

Ésta es sólo una de las lecturas de esta muestra, que puede visitarse desde hoy y hasta el 11 de enero en la Sala de Exposiciones III del Centro Social Caixanova de Vigo.

"El visitante puede simplemente disfrutar con la contemplación de las imágenes o ir más allá y conocer la aventura personal que encierra cada una de ellas e incluso saber el proceso técnico de la misma: cámara, objetivo, tiempo de exposición..., algo que no ofrecen otras muestras fotográficas", explica Paloma Vela, responsable de exposiciones de la caja.

"Fotógrafos de la naturaleza 2008.Wildlife Photographer of the Year" acerca el mundo animal y vegetal a través de 92 imágenes de fotógrafos –profesionales y aficionados –de 22 países, premiadas o distinguidas en las distintas categorías de este concurso de entre las más de 32.000 recibidas desde 78 países de todo el planeta.

Pingüinos "escalando" una pared de hielo, el vuelo del búho, tiburones dándose un festín, un oso pardo siberiano protegiendo sus dominios delante de un extraño con una cámara, un oso polar haciendo equilibrismo sobre un fragmento de hielo tras el hundimiento de un iceberg, un ánade haciendo submarinismo,un armiño recolectando comida y un géiser en plena erupción son algunos de los momentos inmortalizados por los fotógrafos que han participado en la 32 edición de este concurso, organizado por la BBC y el Museo de Historia de Londres.

La fotografía ganadora del Premio Shell Wildlife Photographer of the Year es "Elefante creativo", del británico Ben Osborne, una instantánea captada tras tres semanas fotografiando animales en la estación seca de Botsawa, un ejemplo de paciencia y amor por la naturaleza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine