23 de noviembre de 2008
23.11.2008
Multa de hasta 750 euros

El PP de Benidorm elabora una ordenanza que prohíbe estar en la playa por la noche

23.11.2008 | 18:18

El equipo de gobierno de Benidorm, del PP, ha elaborado una nueva ordenanza de playas que prohíbe estar en este espacio entre la medianoche y las 7 horas, con multas de hasta 750 euros.

La nueva ordenanza de la Concejalía de Playas, que podría aprobarse en el pleno de la próxima semana, consta de 73 artículos y regula cuestiones como la construcción de castillos de arena y los materiales a utilizar, o las "evacuaciones fisiológicas en el mar o en la playa".

Según fuentes municipales, en estos últimos casos los infractores se exponen a una multa de 150 euros.

La ordenanza se rige en la premisa de que "el paseo, la estancia y el baño pacífico en la playa y en el mar tienen preferencia sobre cualquier otro uso" y se basa en el texto marco de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, aprobado el 29 de mayo de 2007, aunque "se ha adaptado a la idiosincrasia de Benidorm".

Hasta ahora las concurridas playas de Benidorm se regulaban por la Ley de Costas y las normas de Capitanía Marítima, así como por algunos apartados de la ordenanza municipal de Medio Ambiente.

El principal cambio que introduce el nuevo reglamento es la prohibición expresa de la estancia en sus cinco playas entre las 00.00 horas y las 07 "por razones de seguridad" con motivo de la utilización de maquinaria para la limpieza.

Infringir este artículo está considerado como una "falta leve", y acarrea una multa de hasta 750 euros, según el artículo 70.

Benidorm dispone de 5.500 metros de playa, la mayoría de ellos correspondientes a las de Levante (2.084 metros), Poniente (3.100) y Mal Pas (120).

Los pasados julio y agosto se recogieron de madrugada en las playas cercanas a la zona de discotecas cinco toneladas de basura más que en 2007, unos residuos que los operarios municipales atribuyen directamente a residuos generados por quienes ingieren bebidas alcohólicas en las zonas de hamacas, práctica conocida como el "botellón".

La ordenanza obliga a la empresa adjudicataria del servicio a "recoger" y "guardar" las hamacas en lugares habilitados "para impedir su uso fuera de horario".

Las sanciones establecidas en la ordenanza de Benidorm llegan hasta los 3.000 euros en el caso de faltas muy graves, al igual que en su día estableció la FVMP, pero es más dura que ésta, al primar, ante todo, el baño y el descanso.

No se permite el consumo de bebidas alcohólicas en las playas, y la venta ambulante o el reparto de publicidad se multa con 300 euros, mientras quienes se bañen con bandera roja deberán pagar 1.000 euros.

Los que pesquen tendrán que pagar 750 euros y si lo hacen con arpón 1.100, una cantidad igual para quien haga hogueras, incluso en la noche de San Juan.

La práctica de juegos como la pelota o paletas no puede hacerse en zonas no autorizadas, bajo una sanción de 120 euros, y aquellos que se levantan temprano para colocar la sombrilla en primera línea y garantizarse la reserva del espacio en hora punta cometen una falta leve y serán sancionados con 150 euros.

Los animales tampoco podrán utilizar la playa, bajo multa para sus dueños de 250 euros, ni tampoco podrán llevarse objetos de cristal, por lo que si se rompen habrá que abonar 751 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine