01 de noviembre de 2008
01.11.2008
Festival Valladolid

Lecchi espera que la Espiga de Plata para "El frasco" asegure la distribución en España

01.11.2008 | 15:54

El director argentino Alberto Lecchi ha expresado hoy su deseo de que el doble galardón obtenido hoy en la 53 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), Espiga de Plata y Premio del Público, garantice una buena distribución de su largometraje "El frasco".

"Es la primera vez que se exhibe fuera de Argentina", ha subrayado Lecchi (Buenos Aires, 1964) a los periodistas acerca de su última película, donde convergen dos vidas sumidas en la rutina y en la inseguridad que les producen la soledad y el dolor de días pasados.

Tras conocer el fallo del jurado internacional, se ha mostrado "muy contento y feliz" por conseguir dos de los premios del palmarés de la 53 Seminci, ya que le "viene muy bien" tanto a él como a la película.

La obtención del Premio del Público, por votación popular auspiciada por el rotativo "El Norte de Castilla", que dirige Carlos Roldán, "demuestra que la gente lo pasa bien con una película romántica y muy tierna", ha añadido.

"Haces historias que te gustan y se las entregas a la gente para reflexionar, que en este caso ha sido de amor", ha señalado el director, quien ha regresado a Valladolid después de presentar en 2000 "Nueces para el amor".

"El frasco", undécimo filme de Lecchi, cuenta con el consagrado actor Darío Grandinetti, quien da vida a Pérez, el conductor de una línea de autobús de larga distancia, torpe y tímido, cuya mayor emoción en su día a día es la de poder ver a Romina (Leticia Bredice), una solitaria profesora de escuela que convive con la rabia a que la han obligado sus circunstancias vitales.

Con la comedia como envoltorio, este drama permite al cineasta hacer un canto a la vida a través de las idas y venidas que la pareja va experimentando en su relación, con la atracción como punto en común y con la ruptura de un frasco de cristal como desencadenante de su nueva vida.

La inseguridad y los remordimientos que ambos tienen por sus vidas pasadas les convierten en dos almas antagónicas que buscan, el uno en el otro y casi sin querer, cambiar su situación personal.

Lecchi se inició en 1980 en la dirección con el cortometraje "Una pareja" y debutó como realizador de gran metraje en 1990, con "Perdido por perdido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine