12 de septiembre de 2019
12.09.2019

La Vía Verde do Salnés avanza, a la espera de que la Xunta restaure el puente sobre el Umia

Diputación y concellos instan a la Consellería de Medio Ambiente a que asuma el compromiso de financiación adquirido hace dos años

12.09.2019 | 02:03
La visita de la presidenta provincial y los alcaldes a las obras de la Vía Verde do Salnés. // Noé Parga

Las obras de la Vía Verde do Salnés para la recuperación ambiental del antiguo trazado ferroviario sin uso desde hace años, y su transformación en una senda para disfrute ciudadano, avanzan en los límites entre Vilagarcía de Arousa y Caldas de Reis. Este proyecto supramunicipal, en el que también está involucrado el Concello de Portas, se convertirá en el primero íntegramente gallego. La presidenta de la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y los alcaldes Alberto Varela (Vilagarcía) y José Manuel Rey (Caldas) visitaron ayer estos trabajos e hicieron un llamamiento a la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia para que asuma el compromiso de financiación con esta infraestructura adquirido hace más de dos años, y que tiene como objetivo la restauración del puente sobre el río Umia.

Carmela Silva, tras reunirse con la directora de obra y la directiva de la empresa Tragsa, encargada de la creación de la senda verde, celebró el hecho de que cada vez haya más mujeres en cargos directivos y en un sector poco habitual.

La presidenta del ente provincial comprobó que se está acondicionando ya el terreno para crear la senda peatonal y ciclista sobre la superficie que hace años se extendían las vías del ferrocarril, y declaró: "Estamos en un día de celebración porque las obras avanzan a buen ritmo, pero también de reivindicación porque es incomprensible que dos años después, la Xunta de Galicia siga sin cumplir el compromiso adquirido con los Concellos para contribuir a la financiación de la que es la primer vía verde íntegra en Galicia".

Malestar

Silva expuso que se siente molesta como dirigente política y como ciudadana, porque la Xunta no ha sido la primera institución en promover esta obra, y recordó que sí ejecuta varias sendas peatonales; casi todas ellas en municipios gobernados por el Partido Popular. "La única explicación que yo le encuentro es que Vilagarcía y Caldas no las gobierna el PP", añadió.

La máxima responsable de la Diputación de Pontevedra señaló que en la página web de la Xunta de Galicia, en 2010, la administración autonómica anunciaba la redacción de un estudio sobre los tramos de vías férreas que quedaban en desuso en Galicia, con el fin de convertirlos en sendas de actividad medioambiental y turística. "Estamos en 2019, han pasado 9 años y de aquel estudio no se sabe nada. Pero la Xunta tampoco acaba de concretar el compromiso de financiación del 35% anunciado por la anterior conselleira Beatriz Mato, con aportación de Fondos Europeos, en base al cual Diputación y Concellos han tenido que diseñar el resto de las actuaciones. Además, la Administración autonómica no tenía que hacer nada más que firmar el convenio con los tres alcaldes y sacar a licitación las obras de rehabilitación del puente sobre el río Umia y la adquisición de mobiliario, tal como había planteado. Porque la redacción del proyecto de forma separada para que la Xunta ejecutara su parte en solitario, también estivo a cargo de los técnicos de la Diputación", puso de manifiesto.

La presidenta provincial indicó que si la Consellería de Medio Ambiente no asume su compromiso de financiación de la Vía Verde do Salnés, cuando se acaben las obras que están en marcha y que en unos meses quedarán acabadas, se daría el caso de una senda incompleta que parte desde Vilagarcía y que se frena en el puente sobre el río Umia, considerado un ejemplo de la ingeniería ferroviaria de finales del siglo XIX. "En ese caso tendríamos una senda inacabada, pero el Concello más perjudicado sería el de Portas, gobernado por el Partido Popular", apuntó.

La Vía Verde do Salnés ha sido diseñada con una longitud de 9,2 kilómetros, partiendo de Vilagarcía (Rubiáns) con un recorrido de 1.795 metros, para continuar por Caldas (Godos) que contabiliza 4.917 metros y acabar en la estación de Portas, en las inmediaciones de la Azucarera. En este municipio el itinerario es de 2.483 metros.

El proyecto incluye equipamientos complementarios como la adecuación de los accesos, la creación de miradores en las zonas en las que la senda se ensancha, la habilitación de áreas de descanso equipadas con señalización informativa, y elementos auxiliares como bancos, mesas y papeleras.

Reunión con los alcaldes

Los alcaldes de Vilagarcía, Caldas y Portas han sido convocados por el delegado territorial de la Xunta de Galicia, José Manuel Cores Tourís, para abordar la participación autonómica en las obras de la Vía Verde do Salnés. El encuentro será el lunes en el consistorio de Portas.

El regidor vilagarciano, Alberto Varela, teme que se trate de una "vuelta más" de la Administración autonómica, sin llegar a concretar ni financiación ni plazos. Recordó que lleva meses haciendo llamadas a la Consellería de Medio Ambiente sin obtener ningún resultado y solo recibió noticias horas antes de la visita de la Diputación a las obras de la senda. Varela cree la Xunta anunciará la obra en las elecciones autonómicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL


Puerto de Marín

Un referente de calidad y eficiencia para todo el Arco

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca