01 de julio de 2019
01.07.2019

El tráfico en el entorno de la Alameda y Echegaray se restringe desde mañana

El inicio de la reforma de la segunda calle y la revisión de un edificio en la primera limitan el número de carriles

01.07.2019 | 13:19
Calle Echegaray

La circulación por las calles Alameda y Echegaray se complica desde mañana. Las deficiencias detectadas en la fachada de un edificio de once plantas de la Alameda obligan a anular los dos carriles de tráfico por este vial y desviar los coches de forma provisional por la franja de circulación.

Paralelamente, el lunes día 8 comienza la reforma de Echegaray, con lo que también habrá restricciones circulatorias.

La comunidad de propietarios del edificio de la calle Alameda ha informado al concello de "problemas estructurales" en la fachada, por lo que se procede a la instalación de una valla en la acera para impedir el paso peatonal y evitar posibles incidentes si se produce algún desprendimiento.

Pero además, es necesario colocar una malla para cubrir la fachada y dada la altura del inmueble, once plantas, es necesario cortar durante unos quince días el paso de coches por la calle, salvo por la zona más alejada, es decir, la franja de aparcamiento de la derecha del vial.

Mientras tanto, la reforma de Echegaray comenzará en pleno verano, como pidieron los vecinos, mientras que el Concello prefería aguardar a después de las fiestas.

De este modo, el cierre parcial de la calle Alameda estará aún activa cuando el lunes día 8 comience la citada reforma, con una actuación similar al de resto de viales reformados, carril único y aceras más anchas que en la actualidad.

La principal particularidad es que desaparece el actual aparcamiento en batería a la izquierda de la calle, que se convertirá en una línea de servicios, similar a la de la derecha, que se conserva.

Esta actuación forma parte de las obras comprometidas por Viaqua dentro del contrato del servicio de agua, y el Concello ta conoce el proyecto técnico, que incluye la renovación total de los servicios subterráneos. La financiación correrá por tanto a cargo íntegramente de la concesionaria.

La inversión será de 696.000 euros y el plazo de ejecución previsto es de seis meses y la parte más costosa es la que está "enterrada".

El saneamiento se cambiará por ambos lados, por lo que se instalarán 425 metros lineales de tubería, 28 pozos y 37 acometidas. En el agua, habrá un cambio de la red solo en la margen derecha ya que la izquierda es nueva, y se instalarán 14 unidades de acometida.

También se sustituirán las redes de pluviales por ambos lados hasta completar 425 metros lineales, 23 pozos, 37 acometidas, y 26 alcantarillas. Otra de las actuaciones es el relevo de toda la canalización eléctrica, también en una longitud de 425 metros.

Se gana espacio para los peatones ampliando las aceras, aunque quedará un carril de servicio a ambos lados. De este modo, sobre una superficie total de la calle de casi 3.500 metros cuadrados, más de la mitad (1.804 metros, el 52%,) queda reservado para los peatones, con las aceras más anchas y otros 1.634 metros cuadrados son los que se usarán para el carril único y los estacionamientos de servicio laterales. Serán, como ahora, de tiempo limitado, pero al eliminarse la batería, quedarán menos plazas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia