09 de enero de 2019
09.01.2019

"Nos dijo que tenía dolor en un brazo y una pierna pero, por suerte, estaba bien"

09.01.2019 | 02:20

El desprendimiento de parte de una balconada de la fachada de un edificio en la confluencia de la calle San Román con la plaza de A Ferrería, en el casco antiguo de Pontevedra, a punto estuvo ayer de provocar una tragedia. Una piedra de gran dimensiones y otros cascotes cayeron sobre la vía pública y faltaron apenas centímetros para alcanzar de lleno a una viandante que caminaba por la zona.

De hecho, la mujer resultó herida, en principio leve, no se sabe muy bien si al rozarle los cascotes cuando se precipitaron o al tropezar ella con la piedra una vez que esta cayó al suelo.

En cualquier caso, el susto fue tremendo. La piedra se desprendió sobre las once y media de la mañana de una balconada situada en la fachada del edificio, el número 1 de la calle San Román en el que se ubica también la Librería El Pueblo. Un establecimiento que, curiosamente, ayer estaba cerrado por defunción, algo que también pudo ser clave para evitar que hubiese desgracias personales.

Tras el derrumbe, el Concello cerró la calle tanto al tráfico rodado como peatonal ante el temor a que se pudieran producir nuevas caídas de cascotes. Además de desplazar a los servicios de emergencias, con los bomberos que sanearon la fachada y la Policía Local, que acordonó la zona; también se trasladó hasta esta calle del casco histórico técnicos del servicio de Arquitectura municipal. Tras valorar el estado de la fachada, se decidió que era necesario retirar toda la balconada del inmueble.

El edificio está habitado en el último piso y la planta baja está ocupada por la ya mencionada librería El Pueblo. El piso en el que se encontraba el balcón que se vino abajo sí está deshabitado en estos momentos.

El servicio de Arquitectura municipal contactó -siguiendo el procedimiento de emergencia- con la empresa ACEVI que será la encargada de desmontar el resto del balcón. Los trabajos comenzaron ayer tarde, apuntalando esta estructura y asegurando toda la fachada para garantizar la entrada al edificio de las personas que residen en él. Seguidamente, se procederá a la retirada del balcón.

Al mismo tiempo, también se actuará en el primer arco de la plaza de A Ferrería (se trata del más inmediato al número 10, donde se encuentra el comercio Clarita) pero cuya fachada da hacia la calle San Román. En la visita que realizaron al lugar los técnicos municipales detectaron una "importante grieta" y ante el temor a que las bajas temperaturas puedan causar daños mayores en el espacio público se acordó su apuntalamiento. Es por ello que quedó prohibido pasar por debajo de este arco.

Reapertura hoy o mañana

Por el momento, al acesso a San Román desde A Ferrería permanece cerrado y el Concello aguarda que las obras de apuntalamiento y de retirada del balcón puedan hacese cuanto antes para poder volver a abrir la calle con normalidad a lo largo de la jornada de hoy o de mañana. Entretanto, lamenta los perjuicios que esta situación pueda causar tanto a vecinos como comerciantes, dado que algunos vieron como sus puertas estuvieron cerradas hasta asegurar la zona. Los clientes y vecinos podrán acceder a San Román por la plaza de A Verdura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL


Entroido Pontevedra 2020

Todo listo en la comarca de Pontevedra para recibir el carnaval con desfiles y concursos de comparsas

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca