14 de agosto de 2012
14.08.2012

El futuro edificio judicial de A Parda lucirá en sus ocho plantas una fachada de chapa rojiza

Será una manzana de oficinas levantadas en torno a un gran patio central

14.08.2012 | 09:29
Visión general del edificio desde el otro lado de la vía del tren y de su conexión mediante una pasarela con el edificio existente. // FdV

El equipo técnico que construirá el nuevo juzgado de A Parda (Iceacsa-Jon Montero-Naiara Montero) ha presentado el diseño de la futura manzana judicial de Pontevedra. Consiste en un inmueble de ocho alturas, levantadas en torno a un gran patio central. Estará comunicado con el viejo juzgado con una pasarela elevada, a la altura de la primera planta, y también a través de los sótanos. Tendrá dos accesos principales, uno para los jueces y el personal judicial, y otro para el público que transite entre las salas de vistas.
La principal característica del edificio es su fachada, construida en chapa perforada de acero, de tonos rojizos. Las perforaciones circulares de la chapa, en círculos de diferentes diámetros, responden al objetivo de dar luz a las estancias interiores y a los espacios de comunicación de los juzgados, regulando con ello la luz que debe entrar en cada ámbito. Así lo explica la coautora del proyecto, la arquitecta Naiara Montero, autora de varios proyectos internacionales y socia del estudio de su padre, Jon Montero, Premio Nacional de Urbanismo.
El proyecto realizado será debatido ahora con los usuarios del juzgado, para su redacción definitiva, que deberá estar resuelta en un plazo de siete meses, según los plazos impuestos por la Xunta.
Diseño
La Consellería de Presidencia y Xustiza prevé que este segundo edificio judicial de A Parda esté disponible en 2016. La Sociedade Pública de Investimentos (SPI-Galicia) ha adjudicado por 270.000 euros el diseño definitivo del inmueble, que contará con una altura de ocho plantas, para albergar al menos 25 juzgados. La concepción del edificio, en una manzana en torno a un gran patio central, responde a la tipología general del ámbito urbanístico en el que se asienta.
El equipo técnico conformado por la constructora Iceacsa y el estudio de Arquitectura de Jon Montero y Naiara Montero fue seleccionado entre un total de 42 ofertas presentadas a este concurso. Prevén que el proyecto básico y de ejecución estará listo entre febrero y marzo de 2013.
La ejecución y puesta en funcionamiento de esta nueva sede, que el sector reclama desde hace años, permitirá destinar el Palacio de Justicia de Rosalía de Castro únicamente a secciones de la Audiencia Provincial, mientras que el actual edificio de A Parda se especializará en la jurisdicción penal. Así se establece, a grandes rasgos, en las condiciones con las que la Consellería de Presidencia licitó en febrero la redacción de este proyecto constructivo de este futuro inmueble, cuyo presupuesto estimativo es de 20 millones de euros.
La obligación básica de la futura sede es "reagrupar todos los juzgados y generar espacio suficiente para los próximos años". Al respecto, se explica que en la actualidad las sedes judiciales de Pontevedra se encuentran dispersas en la Audiencia Provincial (cuatro secciones, cuatro juzgados de lo social y dos de lo mercantil), en un edificio de la calle Germán Adrio (tres juzgados del contencioso administrativo) y en la sede A Parda, con quince juzgados además del de guardia, la Fiscalía y el Decanato.
La Xunta, a la espera de que el Concello entregue los terrenos
El gobierno local confía en poner los terrenos a disposición de Presidencia en los próximos meses. Los terrenos en los que se construirán los nuevos juzgados de A Parda alcanzan un valor total de 1,3 millones de euros. Los 18 afectados por la expropiación recibirán €según la valoración de los técnicos municipales€ una media de 260 euros por metro cuadrado. Es la valoración que ha realizado el Concello y que ahora se someterá al justiprecio. Si la tramitación sigue un curso ordinario, la Xunta de Galicia podría recibir los terrenos para empezar a construir en el último trimestre del año.
Son en total 6.500 metros cuadrados de terreno los afectados por este proyecto. Se sitúan entre las calles Francisco Tomás y Valiente, Conde Bugallal y un viario de nueva apertura.
Al hacer la valoración final, los técnicos municipales han tenido en cuenta algunas alegaciones, por asuntos como metros sobrantes o repartos entre herederos.
Tras esta valoración final del Concello es previsible que la mayoría de los afectados acuda al jurado de expropiaciones. Entre los afectados están las promotoras Os Regos y Construcuatro. Los terrenos de ésta se valoran en 337.228 euros, cuando la constructora de la que es socio el diputado popular Telmo Martín reclamaba más de un millón de euros por estos terrenos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores