22 de marzo de 2019
22.03.2019

El gobierno de Cangas prepara un plan de "Mobilidade Sostible" en la urbe y el rural

Los criterios son la humanización y establecer cuotas de estacionamiento: plazas para discapacitados, carga y descarga, zona azul, residentes y aparcamientos libres

22.03.2019 | 02:28
Policía Local vigilando los aparcamientos del barrio de Nazaret. // Ssntos Álvarez

El Departamento de Tráfico del Concello de Cangas prepara un plan de "Mobilidade Sostible" que se presentará a los vecinos en una reunión a la que serán invitados a participar todos los colectivos vecinales. Este documento pretende continuar con la humanización y establecer cuotas de estacionamiento para discapacitados, carga y descarga, zona azul, zona de residentes y aparcamientos libres. Esta reunión tendrá lugar dentro de quince días y se insiste en que el plan es tanto para el casco urbano como para la zona rural. El alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, que lleva el peso de este plan, es contrario tanto a una zona azul con parquímetro y mucho menos a que los residentes tengan que pagar en estas zonas exclusivas creadas para ellos, las denominadas zonas verdes de aparcamiento. Examinando ordenanzas de otros municipios, el Departamento de Tráfico del Concello de Cangas pudo comprobar que, efectivamente, los residentes pagan por aparcar en zonas verdes. Pero el regidor no está por la labor.

Los vecinos de la calle Mestre Carballo y los de barrio de Nazaret viven situaciones de tensión que ponen en evidencia los problemas de falta de aparcamiento en todo Cangas. La tensión creció porque el barrio de Nazaret tiene restringido el aparcamiento para residentes, mientras que en la vecina calle Mestre Carballo, de momento, es de libre estacionamiento, circunstancia que cambió el lunes, desde que se aprobó la ampliación de la zona peatonal, aunque todavía no se hizo efectiva. Falta la señalización, la entrega de tarjetas a los residentes y el periodo de tres meses de prueba y el aviso una semana antes de que la Policía Local empezará a sancionar. El inspector jefe de la Policía Local pide paciencia porque no ya medios humanos para hacer tan rápido el cambio de zona abierta a zona peatonal.

El inspector jefe de la Policía Local de Cangas, Alberto Agulla, señala que las zonas peatonales y la configuración de sus lugares de aparcamiento no obedecen a ningún capricho, sino que previamente hay informes de la Policía Local. En el caso del barrio de Nazaret o en el de la calle Moaña se tuvo en cuenta que eran zonas que no tenían salidas. "Hay áreas en Cangas que por sus características consideramos que deben tener unas limitaciones específicas. En los últimos días se incrementó el número de solicitudes por parte de los vecinos para que la parte alta de la calle San José también se restrinja a residentes el aparcamiento. Desde el Departamento de Tráfico se recuerda que las restricciones al aparcamiento suponen también limitaciones.

Ahora bien, el Concello de Cangas también tiene que compensar de alguna manera las limitaciones de aparcamiento que se realizaron con la creación de la zona peatonal y desde el lunes con la ampliación de la misma. Cómo dar respuesta a esto es la gran pregunta. El aparcamiento de Altamira, en la Unidad de Actuación Número 5, con más de mil plazas, no atiende toda la demanda que soporta Cangas, como cabecera de comarca y de partido judicial. Buscar una plaza libre en los aparcamientos del frente marítimo es hoy en día casi imposible y mucho menos desde que se rompieron las negociaciones entre Concello de Cangas y Cofradía de Pescadores para que el aparcamiento de la lonja se abriera al público los fines de semana, a partir de los viernes por la tarde.

Lo que parece descartado como solución, por ahora, es el proyecto Nove Olas: un parking subterráneo bajo PO-551, desde el Concello hasta la estación de servicios. Hay división en el gobierno en cuanto a su tramitación. BNG y ASpUN se oponen a que este proyecto pueda debatirse en un pleno. Alternativa Canguesa de Esquerdas (ACE) consultó con sus socios la posibilidad y éstos se niegan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca