17 de septiembre de 2019
17.09.2019

Helena, Sandra y Alba: así eran las víctimas del crimen

Fueron asesinadas por la expareja de una de ellas

17.09.2019 | 05:05
Helena, Sandra y Alba: así eran las víctimas del crimen

Sandra Boquete Jamardo
Una mujer volcada en su trabajo y su familia

Sandra Boquete Jamardo trabajaba en las oficinas de una empresa de Padrón vinculada al sector del aluminio desde hace diez años. Nacida el 30 de junio de 1980, la mujer asesinada por su exmarido ayer en Valga, era técnica administrativa desde hacía una década en una firma que ayer permaneció cerrada durante todo el día en señal de duelo.

Su labor profesional, y sus conocimientos de idiomas eran aspectos muy valorados por los responsables de la empresa, según destacan en su familia.

En Valga fue conocida en su tiempo por ser una persona implicada en la vida social del municipio, hasta el extremo de que era habitual verla colaborar como voluntaria en las actividades extraescolares que organizaba el Ayuntamiento. Sus allegados también la recuerdan porque siendo niña y en su juventud montaba en compañía de su hermana Alba un Belén de Navidad muy vistoso en la casa familiar de Campaña.

No obstante, esa implicación en actividades sociales y de ocio había cambiado en los últimos años. Tras la separación y el posterior divorcio, tenía menos tiempo, de ahí que dejase de lado dichas actividades para centrarse en su trabajo y en el cuidado de los niños.

Algunos de sus vecinos cuentan que era una persona afable, pero con la que no tenían un trato muy estrecho dado que hacía poca vida en la aldea. "Yo la conocía de hola y adiós", relata un vecino de Cordeiro.

Para poder compatibilizar mejor sus obligaciones laborales y familiares, echaba mano a menudo de su madre y su hermana Alba, que ayer precisamente la acompañaban cuando estaban preparando a los niños para el colegio.

Sandra Boquete nació en la parroquia de Campaña, en el mismo municipio de Valga, pero levantó junto a su exesposo la casa de Carracido (Cordeiro), donde ayer se produjo la tragedia.

En verano, solían verla con sus hijos en la playa de Vilarello, uno de los arenales de río más apreciados de la zona, y que se encuentra cerca de Carracido.

Alba Boquete Jamardo
Tenía un gabinete propio de logopedia en Pontecesures

Alba Boquete Jamardo vio cumplido uno de sus sueños al abrir su propio despacho de logopedia, en el centro de Pontecesures. Fue el culmen a una carrera profesional que orientó siempre al apoyo a niños y adultos con alteraciones del lenguaje.

La hermana de la exesposa del asesino confeso de Valga tenía 27 años. Cursó el grado de Logopedia en la Universidade de A Coruña. Concluida la carrera, siguió formándose e hizo un máster de Estudios Avanzados sobre el Lenguaje, el Habla y la Comunicación, también en la universidad herculina.

Fue terapeuta del lenguaje en Amencer-Aspace, una asociación con varias sedes -entre ellas Pontevedra y Vilagarcía-, que atiende a niños que sufren diversos trastornos, entre ellos parálisis cerebral.

Amencer-Aspace hizo público a media tarde de ayer en sus redes sociales un mensaje de repulsa por lo sucedido. "La violencia machista golpea a la familia de Amencer-Aspace. No hay palabras para decir la gran persona y profesional que se va", indicó la entidad en su sentido mensaje. También tuvo palabras de recuerdo hacia ella el instituto de Valga, en el que estudió. El centro indica que ayudó como logopeda a varios alumnos de este centro de Secundaria.

?El alcalde de Pontecesures, Juan Manuel Vidal Seage, ha destacado a su vez el carácter entusiasta y emprendedor de la fallecida, y que tenía en mente numerosos proyectos de carácter profesional.

Alba Boquete seguía viviendo en Valga, aunque había abierto su gabinete de logopedia, Falando, en Pontecesures. Concretamente, ocupó un local situado en unas galerías comerciales abiertas a Portarraxoi y Avenida de Vigo.

Hace unos ocho meses, acudió al Concello para interesarse por la posibilidad de eliminar las barreras arquitectónicas que hay en el acceso a la galería, lo cual beneficiaría tanto a los negocios allí existentes como a los clientes y los demás vecinos, al ser un paso entre las dos calles.

Se da la circunstancia de que en Pontecesures tenía varios tíos. Su padre, de hecho, había nacido en esta localidad, en el lugar de Porto.

María Elena Jamardo Figueroa
Se fue con su marido a Suiza en busca de trabajo y un futuro

María Elena Jamardo Figueroa estaba ahora volcada en el cuidado de sus nietos, y acudía con frecuencia desde su casa, en la parroquia de Campaña, a echarle una mano a su hija Sandra con sus dos hijos.

Su trayectoria vital estuvo marcada por la emigración, al igual que la de muchos otros vecinos de Valga contemporáneos suyos. La falta de perspectivas laborales la empujó a acompañar a su marido a la emigración a Suiza. Allí, ella trabajó sobre todo en hoteles, donde desempeñó funciones en la limpieza y los servicios de habitaciones. En Valga habían quedado las dos hijas del matrimonio, al cuidado de los abuelos.

A su regreso a Valga, hacía todo lo posible por ayudar a su hija y a los nietos, de los que se hacía cargo cuando la madre estaba trabajando y tampoco podía atenderlos su otra hija.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia