14 de febrero de 2019
14.02.2019
Disconformidad con el plan de la Xunta para la explotación del servicio

La Mancomunidade plantea la línea comarcal de autobús para vertebrar las comunicaciones

Los técnicos del organismo supramunicipal estudian el proyecto de explotación de transporte de viajeros por carretera para presentar las alegaciones con el fin de conseguir itinerarios adecuados a las necesidades vecinales

14.02.2019 | 03:14
Viajeros en la parada de autobús de O Cavadelo, en Vilagarcía. // Iñaki Abella

El proyecto de explotación de servicios públicos de transporte de viajeros por carretera de la Xunta de Galicia, actualmente en fase de exposición pública, y en el que se incluyen las líneas de la comarca no convencen a ningún municipio de O Salnés. Sus representantes entienden que no da respuesta a las demandas reales de la población de esta zona. Ante esta situación la Mancomunidade do Salnés ha encargado a sus técnicos el estudio del documento para la presentación de alegaciones. Pero el proyecto mancomunado va más allá y, en el caso de que se mantengan las líneas diseñadas por la Administración autonómica, baraja la posibilidad de crear su propio autobús comarcal.

El presidente de la Mancomunidade do Salnés y alcalde de Vilanova de Arousa, Gonzalo Durán Hermida, ya ha iniciado los contactos con algunos de los alcaldes de los municipios de la comarca más perjudicados por el plan de explotación de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, aunque llevará la propuesta de alegaciones al seno del órgano rector supramunicipal.

"Presentaremos alegaciones al proyecto de explotación de la Xunta para que los servicios de autobuses atiendan las necesidades reales de comunicación de los vecinos de la comarca. Pero en el caso de que no se tengan en cuenta, no descartamos gestionar nuestra propia línea comarcal. Sería un servicio mancomunado más, y voluntario, como el suministro de agua o la recogida de basura. Lo ideal es que participen todos", declaró Gonzalo Durán.

Uno de los primeros interesados en una acción conjunta de la comarca que mejore las comunicaciones es el alcalde de Ribadumia, David Castro, ya que su municipio es uno de los más perjudicados en el proyecto de transporte de la Xunta de Galicia.

Los vecinos de este ayuntamientos son usuarios del Hospital Comarcal do Salnés, pero carecen de servicio de transporte público para acceder al centro hospitalario. Solo tienen autobús para ir a Cambados, o a Pontevedra, en tanto que están incomunicados con el resto de los municipios de la comarca de O Salnés a la que pertenecen. El único medio de movilidad es el automóvil.

Por su parte, los habitantes de Cambados tendrán que esperar una línea que viene de O Grove, A Toxa, Vilalonga y Dena, que pasa por su territorio y continúa por Vilanova hasta Vilagarcía de Arousa y termina en el Hospital Comarcal do Salnés. El resto de las poblaciones del municipio cambadés tendrán que hacer transbordo si quieren ir en autobús a su centro hospitalario de referencia.

Vilanova de Arousa es el único ayuntamiento de la comarca que en la actualidad dispone de servicio propio de traslado de sus vecinos al centro hospitalario ubicado en Ande, en la parroquia vilagarciana de Rubiáns. Y casualmente es de los pocos que se beneficia del plan diseñado por la Xunta para comunicar con el Hospital do Salnés, ya que también pasa por tierras vilanovesas la línea desde A Illa de Arousa a Vilagarcía y al centro sanitario.

Por su parte, Vilagarcía de Arousa prepara sus propias alegaciones ya que el plan de explotación le afecta especialmente, al llevar las principales líneas de los autobuses comarcales a la céntrica parada municipal de O Cavadelo, que fue diseñada solo para los autobuses urbanos. Este cambio podría provocar un colapso en el tráfico rodado de la ciudad. Además dejaría prácticamente vacía de contenido la estación de autobuses vilagarciana, a la que acudirían los autobuses procedentes de Pontevedra y de Caldas, cuyas líneas no están incluidas en el actual proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Enoturismo en Galicia
en Semana Santa

Un viaje a través de los "afortunados" secretos de las D.O. gallegas: Rías Baixas, O Ribeiro, Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei