02 de julio de 2017
02.07.2017
Arranca la temporada en las playas arousanas

La playa de Compostela aún necesita tres años más de agua "excelente" para ser bandera azul

El alcalde de Vilagarcía iza los distintivos de las playas de Bamio y Vilaxoán -El Concello da por perdida la batalla para que A Concha también logre el reconocimiento de la Adeac -Se hicieron obras en Carril y Rosalía de Castro

02.07.2017 | 03:41
Izado de la bandera ayer. // A. Martínez

Las banderas azules ya ondean en las playas de O Campanario y O Preguntoiro. Pero un verano más se echa de menos este distintivo en A Concha-Compostela, el arenal por el que hace un siglo suspiraba la clase alta de media Galicia. En el Ayuntamiento de Vilagarcía ya asumen que será muy difícil, por no decir imposible, volver a lograr un distintivo de calidad conjunto para las dos playas, pero se muestran esperanzados con la posibilidad de, al menos, lo logre la de Compostela. De hecho, sus aguas han obtenido la calificación de "excelente" dos años consecutivos. Si obtuviese esa misma nota durante tres años seguidos más, el Concello de Vilagarcía ya podría presentar la candidatura a bandera azul en 2021.

Así lo explicó ayer el alcalde, Alberto Varela, al término del acto simbólico de izado de las banderas azules en los arenales de Bamio y Vilaxoán. Un izado en el que le ayudó el hijo de la concejala de Urbanismo, Paola María Mochales, y que fue más simbólico que en otras ocasiones, pues el tiempo fresco de la jornada de ayer invitaba poco al baño. Tan poco que cuando a mediodía Varela visitó las dos playas, no había en ellas ni un solo bañista. Quienes sí estaban eran los socorristas y una pequeña representación de los vecinos de cada lugar. En Bamio, estos trasladaron a Varela su deseo de que coloque unos juegos infantiles en el pinar que hay junto a la playa, donde ya hay unos aparatos de gimnasia para adultos. Los vecinos se comprometieron a ceder el terreno que haga falta, y Varela les respondió que todo dependerá de si la Dirección General de Costas lo autoriza.

A Concha, perdida

La pérdida de la bandera azul de A Concha-Compostela fue muy dolorosa en Vilagarcía. No porque cogiese a nadie por sorpresa, pues hacía tiempo que se dudaba de la calidad del agua, sino porque el arenal urbano más grande de O Salnés era también, de algún modo, una de las joyas de la corona de la Vilagarcía que fue acuñada en el pasado como la "perla" de Arousa.

El actual grupo de gobierno afirma que no será fácil recuperar la prestigiosa distinción que concede la Asociación de Educación Ambientes y del Consumidor (Adeac). Tanto es así que el concejal de Medio Ambiente, Lino Mouriño, ya da por hecho de que será poco menos que imposible conseguirlo en A Concha. En este caso se debe, según él, a la dinámica de las mareas, que proceden de la zona norte, y que arrastran eventuales vertidos que puedan producirse más allá de Carril o Bamio. Pero al llegar a A Concha, esas corrientes se ven interrumpidas por la zona portuaria de O Ramal, que actúa de forma semejante a un dique.

Eso provoca que la calidad del agua en el entorno de A Concha sea "suficiente". Eso implica que no tiene problema alguno para el baño, pero dificulta mucho la posibilidad de conseguir la bandera azul, puesto que para ello habría de tener un agua de calidad "excelente" durante cinco años consecutivos.

La misión se antoja más posible en la otra mitad de la playa, la de Compostela. Su agua ya ha conseguido la máxima nota dos años, de modo que si logra mantener otros tres esta calificación, el Ayuntamiento ya estaría en disposición de presentar su candidatura a la Adeac.

El hecho de tener un agua "excelente" no es garantía de éxito, pero Alberto Varela sostiene que si se salva ese escollo estaría hecho mucho camino, "porque Compostela ya tiene los servicios necesarios".

Saneamientos

El alcalde afirma que "la calidad del agua (en A Concha-Compostela) mejoró desde que llegamos nosotros al gobierno", y lo atribuye a los trabajos de saneamiento realizados en Carril y Rosalía de Castro. "Está bien lo exterior y el ornamento, pero lo primero es solucionar los problemas estructurales", afirmó en una clara pulla al anterior gobierno municipal de Tomás Fole.

"Un ejemplo de la dejadez del anterior gobierno es que el primer año hubo que levantar una tubería en Rosalía de Castro y nos encontramos con que la mitad estaba llena de arena", añadió. De todos modos, afirma que ya no quedan grandes obras pendientes para intentar pelear esa tercera bandera azul. "Habrá que mantener limpio el saneamiento y estar vigilantes para que no haya vertidos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine