El CHOP ofrece a pacientes con más de seis meses de espera operarse en otros hospitales gallegos

El área sanitaria asegura que tiene las segundas mejores cifras de listas de Galicia. Informa de que son poco más de 49 días de demora media para una intervención quirúrgica. El objetivo es recuperar los datos de 2019

José Flores, acompañado por Yolanda Sanduende Otero y Susana Romero Yuste.

José Flores, acompañado por Yolanda Sanduende Otero y Susana Romero Yuste. / GUSTAVO SANTOS

El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés se ha propuesto que todos aquellos pacientes que lleven más de seis meses en lista de espera para una intervención quirúrgica puedan hacerlo en otros hospitales gallegos, siguiendo la máxima de que todos los centros sanitarios de la comunidad autónoma actúen como si de una única área sanitaria se tratase.

Así lo explicó ayer el gerente José Flores Arias, que ofreció una rueda de prensa en la que hizo públicas las cifras oficiales de las listas de espera del área para intervenciones quirúrgicas, primeras consultas y primeras pruebas diagnósticas, que aseguró que se trata “de las más bajas del sistema sanitario público gallego”. En el acto, en el Hospital Montecelo, estuvo acompañado de la directora asistencial, Susana Romero Yuste, y la directora de Atención Hospitalaria, Yolanda Sanduende Otero.

El mensaje transmitido fue de que, “gracias al esfuerzo y a la buena labor de equipo de sus profesionales”, esta área de salud fue durante el primer semestre de este año la segunda de la comunidad autónoma con menor espera para una intervención quirúrgica, con 49,4 días de demora media.

Siempre según los datos oficiales hechos públicos, este tiempo medio de espera para una operación en el área sanitaria es en la actualidad de 16,6 días inferior a la media de todos los hospitales del Sergas, cuyo dato alcanza los 66 días. Así, la demora media en el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP) entre enero y junio es de 51,6 días, mientras que en el Hospital del Salnés es de 36,9 días.

En el conjunto del área, la mayoría de los servicios quirúrgicos alcanzan “mejores datos que en el cierre de 2022”. Los servicios quirúrgicos con menor tiempo de espera medio fueron en el CHOP Dermatoloxía -con 31,5 días- y Oftalmoloxía -con 41,4 días-, mientras que en el Hospital do Salnés fueron Dermatoloxía -con 21,8 días- y Traumatoloxía -con 29,5 días-.

Por otra parte, las especialidades quirúrgicas con demoras medias más elevadas fueron Otorrinolaringoloxía -71 días- y Xinecoloxía -57,1 días- en el CHOP y Oftalmología -41,9 días- y Xinecoloxía en el Hospital do Salnés con 39,2 días.

LOS DATOS

  • Operaciones
  • Total área sanitaria 49,4 días
  • CHOP 51,6 días
  • Primeras consultas
  • Total área sanitaria 42,3 días
  • CHOP 39,6 días
  • Pruebas diagnósticas
  • Total área sanitaria 74,1 días
  • CHOP 29,1 días

Dicha espera se redujo en los casos más graves, designados como Prioridad 1, con 14,5 días (14,7 en el CHOP y 13,7 días en el Hospital do Salnés) un dato también inferior en 2,7 días del conjunto del Sergas -que es de 16,4 días- “situando a Pontevedra y O Salnés entre las áreas sanitarias con menor espera media para una intervención de estas características”, destacan desde la gerencia, que añade que “de este modo se cumple con el compromiso de atender a los pacientes más graves en menos de 30 días”.

“La forma es de no ver esto como un área sanitaria aislada. De hecho, a día de hoy se puso en marcha una oferta de que todos los pacientes que estaban en lista de espera y lleven más de seis meses para ser intervenidos se les está ofertando la posibilidad de operarse en uno de los 14 hospitales públicos de la comunidad autónoma”, aseguró Flores, que indicó que “antes de final de año el cien por cien de estos pacientes pueden ser intervenidos”.

El CHOP ya fue el año pasado receptor de pacientes de Ourense para Oftalmoloxía o de Vigo para pruebas endoscópicas.

Actualmente, hay 37 personas en esta situación en el área sanitaria, que, en caso de no aceptar la propuesta, seguirán en el mismo lugar de la lista, no lo perderán.

Caso diferente son aquellos que reciban la oferta de operarse en los hospitales concertados, como es el caso del QuirónSalud en Pontevedra, que su rechazo sí supone bajar en la lista al perder la posición.

El objetivo de la gerencia del área sanitaria es volver a los datos de 2019, antes de la pandemia del coronavirus, cuando la espera media por una operación era de 35,6 días, frene a los 49,4 actuales. “Mejoramos progresivamente. Todos los quirófanos están abiertos de lunes a viernes y se están haciendo pruebas diagnósticas en horario de mañana y tarde”, afirmó José Flores.

Pruebas y consultas

Precisamente, respecto a las primeras pruebas diagnósticas, el gerente indicó que en Pontevedra-O Salnés en este primer semestre de 2023 se registran demoras medias “ligeramente más bajas que en el resto de Galicia” -74,1 días, por 77 días de media en la red de hospitales del Sergas.

La espera media para un TAC en el área sanitaria es de 30,5 días: en el Complexo Hospitalario Universitario es de 27,9 días y en el de O Salnés de 32,8 días. En el caso de la resonancia magnética, la demora media entre enero y junio de 2023 en el área fue de 39,8 días (41,3 días en Pontevedra y 36,8 días en O Salnés), mientras que para las endoscopias, la demora media en ese período de tiempo es de 23,9 días (22,9 días en Pontevedra y 30,2 días en O Salnés).

Respecto a la demora para una primera consulta de especialidad, en los centros del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, señaló Romero Yuste, se encuentra entre enero y junio de este año en los 42,3 días -39,6 días en el complejo pontevedrés y 50,7 días en el hospital comarcal de Vilagarcía-, nuevamente una cifra que sitúa al área sanitaria a la cabeza con la mejor demora media, 20,7 días por debajo de la media del Sergas, situada en los 63 días.

Los servicios del CHOP con menor espera media para una primera consulta de enfermedad son Oncoloxía Médica, Obstetricia, Nefroloxía, y Ciruxía Xeral, todos ellos con un plazo inferior a los diez días.

Por el contrario, las especialidades con mayor demora -ubicada por encima de los 46 días- se corresponden la Pediatría, Anestesioloxía y Reanimación, Rehabilitación y Neuroloxía.

Faltan especialistas y se necesitarían siete médicos más en Primaria para “una situación ideal”

La falta de médicos, tanto especialistas como de Atención Primaria, sigue siendo el gran caballo de batalla del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés. “Faltan especialistas en todas las especialidades porque hubo una planificación que no se ajustó a las necesidades”, afirmó ayer el gerente José Flores Arias.

Entre los servicios más afectados, destacó Anestesia, Medicina Interna y Radioloxía. “Ninguna está sobrada, pero están el cien por cien de las plazas cubiertas, aunque hay especialidades con serias dificultades”, resumió el responsable del área.

Mucho por avanzar

En cuanto a la situación en Atención Primaria, Flores reconoció que “tenemos que seguir trabajando”. Informó de que se había aumentado el número de médicos: “Conseguimos más efectivos incluso de otras áreas y comunidades autónomas, pero aún hay plazas sin cubrir”.

Pese a ello, “todavía hay mucho que caminar y avanzar”, ya que, entre otros, faltan pediatras, “no hay lista ni disponibilidad”.

“Harían falta unos siete médicos de Primaria para estar en una situación ideal y unos dos o tres más en los PAC para mejorar”, consideró.

Uno de los centros de salud con peor situación es el Virxe Peregrina, donde faltan médicos de tarde desde hace meses.

[object Object]

La campaña de vacunación contra la gripe y el COVID sigue en marcha en el área sanitaria, que acaba de abrir el sistema de autocita para todas las franjas de edad. Por el momento, ha recibido la doble vacuna el 60% de la población diana, una cifra que se considera baja y se espera aumentar en próximas semanas, para lo que se están haciendo ya las llamadas de “repesca”, especialmente a los mayores.

El pico de la gripe se espera para finales del mes de enero o principios de febrero. En todo caso, el “Plan de Contingencia” ya se ha trasladado a los profesionales para hacer carga al incremento de carga asistencial.