Salcedo da luz verde a la escuela infantil que construirá la Brilat

La Comunidad de Montes y la base militar elaborarán un anexo al convenio por el que comparten el uso de estos terrenos vecinales

Uno de los accesos a la base de la Brilat, en cuyo lateral se levantará la futura escuela infantil. |   // R. V.

Uno de los accesos a la base de la Brilat, en cuyo lateral se levantará la futura escuela infantil. | // R. V. / F. Martínez

La Comunidad de Montes de Salcedo ha autorizado la cesión de una superficie de 410 metros cuadrados de su terreno al cuartel de la Brilat, para la construcción de la futura escuela infantil de la base. Por unanimidad de los 125 comuneros asistentes a la asamblea, se aprobó autorizar esta cesión, para una construcción que se levantará en uno de los laterales del acceso al recinto castrense.

El edificio afectará a parcelas tanto de la comunidad de Salcedo como a la vecina de Figueirido, en Vilaboa.

Según han explicado los responsables de la base militar a la directiva de la comunidad de montes que preside Fernando Pintos, la futura escuela será de uso compartido entre el personal de la base y el vecindario de la zona. Otra contraprestación para la comunidad de montes será una limpieza de unos 1.500 metros cuadrados de otra parcela próxima.

Para hacer efectiva esta cesión de terreno, ambas partes elaborarán un anexo al convenio que regula los usos del monte comunal.

En la reunión del pasado sábado se expusieron los planos del edificio proyectado por Defensa. En cuanto la base reciba los permisos de ambas comunidades de montes podrían iniciar los trabajos de construcción de la nueva escuela, que contempla una capacidad mínima de 84 plazas. La obra se ha licitado ya por casi dos millones de euros.

Por otra parte, en la misma asamblea se aprobó también la cesión de uso de una superficie del monte de San Martiño a “Financiera Maderera S.A.” de unas 20 hectáreas de terreno, con destino a realizar trabajos de regeneración de madera. Se hará una repoblación de la superficie, con gastos compartidos entre la comunidad de montes y la empresa, mediante un contrato de cesión a 30 años.

El monte comunal de Salcedo se divide así en tres zonas claramente diferenciadas, una dedicada al alquiler de la base militar, otra para la explotación de madera y una tercera para parque forestal.

En la reunión, los comuneros expusieron además el avance de las nuevas instalaciones deportivas que se levantan en la parroquia, cuyo plazo de ejecución remata en septiembre del año que viene. Según indicó la directiva de la comunidad, en este último tramo de la obra se está actuando con celeridad y eficacia, por lo que tras los iniciales desencuentros con el gobierno local por el retraso de la obra, ahora los comuneros están satisfechos con el desarrollo del proyecto.

Respecto al antiguo campo de fútbol de O Casal, si bien por el momento sigue dando servicio al club de fútbol de Salcedo –a la espera de que se concluya el nuevo campo–, la comunidad de montes ya ha recibido ofertas de uso de este viejo campo, entre ellas la de una firma de Equinoterapia (terapias para niños con el uso de caballos) y que ha puesto sus ojos en este viejo campo para montar sus instalaciones.

En el informe de gestión de la directiva, se expuso la asistencia a varios congresos y jornadas de interés para la comunidad, la integración en la xunta provisional de la Mancomunidade de Pontevedra, o gestiones como la poda de 12 hectáreas de pinos en este año y la limpieza de otras 25 hectáreas dedicadas al castaño, entre otras.