Un soporte vital y decisivo

Los MIR del área sanitaria se forman en la atención a pacientes en situaciones críticas, como la parada cardiorrespiratoria, para poder estabilizarlos y recuperarlos

Una de las explicaciones con el doctor Ignacio Cenoz, médico especialista en UCI.  // FDV

Una de las explicaciones con el doctor Ignacio Cenoz, médico especialista en UCI. // FDV / Ana López

Una actuación correcta en una situación de parada cardiorrespiratoria marca la diferencia y puede suponer salvar una vida. Este es el mensaje general transmitido a los médicos internos residentes, MIR, del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés que participan en la tercera edición del “Curso de Soporte Vital Avanzado”.

El curso se desarrolla en base a unas guías internacionales, avaladas por el Consejo Europeo de Reanimación, al que pertenece la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Críticos y Unidades Coronarias (SMICYUC) con su Plan Nacional de RCP. “Se incluyen muchos aspectos no solo respecto al soporte vital avanzado en cuanto a reanimación cardiopulmonar, sino también en cuanto a aquellos pacientes que pueden llegar a la parada, una situación que hay que intentar evitar”, explica el doctor de Medicina Intensiva José Luis Martínez Melgar.

Para eso se ofrece a los MIR este contenido: clases teóricas, un 25%, y prácticas, el 75% restante. La primera y la segunda edición del curso tuvieron lugar el mes de septiembre, mientras que esta tercera concluirá mañana viernes.

Simulaciones prácticas

Una de las dinámicas se centra en la realización de simulaciones prácticas interactivas que analizan las atenciones iniciales a pacientes con patologías críticas. Asimismo, el programa de este curso incide en el estudio y la aplicación interactiva por parte de los médicos internos residentes de otros protocolos asistenciales efectuados a pacientes con síndromes coronarios agudos y situaciones especiales de los pacientes críticos.

“Es lo que se denomina un curso transversal, es decir, una formación que deben recibir todos los residentes del área sanitaria, sobre todo aquellos de área tanto médica como quirúrgica que hacen guardias de presencia física localizada”, resume Martínez Melgar.

“Cualquier persona debe tener un mínimo de nociones”

José Luis Martínez Melgar

— Médico intensivista

Está claro que una buena actuación ante una situación crítica pueda suponer salvar una vida. “La finalidad última es recuperar a ese paciente y poder optimizar la situación tan difícil por la que pasa, que puede ser la parada cardiorrespiratoria o la peri-parada, con una persona que, por ejemplo, está sufriendo un atragantamiento y antes de que se llegue a producir como tal se puede solucionar. Un paciente que de repente tiene una insuficiencia respiratoria o un traumatismo... algo que conlleve un riesgo para su vida. Hay que estabilizarlo en la medida de lo posible o trasladarlo a un hospital”, indica.

“Es esa primera actuación que todo médico tiene que intentar resolver y para ello hay que formarlos en la simulación clínica”, añade.

En este sentido, la actuación tiene que ser lo más precoz posible, con la mayor calidad posible. “Puede darse el caso en un paciente terminal, un oncológico, por ejemplo, no es una parada, es un fallecimiento, una situación que se preveía que iba a suceder”, recuerda.

En los casos contrarios, la reanimación puede llevarse a cabo al menos un mínimo de 25 o 30 minutos. “Si a partir de ese tiempo el paciente no ha recuperado pulso, evidentemente, tiene pocas posibilidades de sobrevivir, en el sentido de que neurológicamente se quedaría con un daño irreversible. En esos casos habría que detener las maniobras, parece razonable”, considera el doctor Martínez Melgar.

En su opinión, toda la ciudadanía debería tener nociones en esta materia. “Es una concienciación que se da desde hace bastantes años en todos los ámbitos. Esto se ha extendido con distintas formaciones a colegios, empresas, cuerpos de seguridad... Cualquier persona aunque no sea profesional debe tener un mínimo de conocimientos. Gracias a ello todos los días escuchamos noticias en las que un bombero, un policía... salva la vida a una persona. Gracias a esa actuación el paciente va a sobrevivir”, concluye.