Montecelo, la PO-546, la residencia de mayores y el IES Valle-Inclán copan el gasto de la Xunta en la ciudad

El centro de menores Avelino Montero y el Pazo de Lourizán completan el listado de principales inversiones incluidas en los Orzamentos 2024 | La mayor partida es la de la ampliación del hospital: 76,3 millones de euros

El nuevo edificio del Hospital Montecelo.

El nuevo edificio del Hospital Montecelo. / GUSTAVO SANTOS

Las obras del futuro Gran Montecelo vuelven a centrar el gasto de la Xunta de Galicia en Pontevedra para el próximo año. Así se contempla en los Orzamentos 2024, hechos públicos ayer por el gobierno gallego, en los que el hospital público se lleva la mayor cifra: 76,3 millones de euros, de los que 50,7 serán para completar la ampliación y otros 25 para la compra de equipamiento.

La reforma y humanización de la PO-546, más conocida como la carretera vieja de Marín; las obras de la residencia de mayores de Campolongo; la reforma integral del IES Valle-Inclán; el centro de menores Avelino Montero, y la rehabilitación del Pazo de Lourizán completan el listado de principales inversiones del gobierno autonómico en el municipio. No ha trascendido todavía la cantidad total de los Orzamentos dedicada a la capital, pero sí se sabe que estas principales partidas sumadas superan los 91 millones de euros.

Sí han valorado positivamente las cifras la diputada autonómica del Partido Popular, Lupe Murillo, y el presidente del PP local de Pontevedra, Rafa Domínguez, que consideraron en rueda de prensa ayer que se trata de “los presupuestos más altos de la historia” a nivel gallego.

Ámbito sanitario

La partida presupuestaria más importante para la ciudad son los 76,3 millones de euros que se destinan a las obras del Gran Montecelo, “una obra fundamental para mejorar la atención sanitaria de miles de ciudadanos del área sanitaria y las condiciones de los profesionales que trabajan en el hospital”, destacó Domínguez.

En cuanto a las partidas para la Atención Primaria en la comarca, destacan 200.000 euros para el proyecto del nuevo centro de salud de Barro, cuando se complete el proceso de cesión de la parcela por parte del consistorio, así como los 500.000 euros para iniciar la ampliación del centro de salud de Baltar, en Sanxenxo, cuyo proyecto y obra fueron encomendados a la Axencia Galega de Infraestruturas durante 2023.

También para esta área sanitaria durante 2024 la Xunta dispone de una partida presupuestaria de otros 200.000 euros para licitar proyectos de nuevos centros de salud contemplados en el Plan de Infraestruturas de Atención Primaria, siempre y cuando los concellos cedan las parcelas idóneas, como podrían ser los de Caldas de Reis o Poio, además de la ampliación del centro de salud de Moraña, que ya firmado un protocolo con la Xunta y está tramitando la modificación urbanística que permita licitar dicho proyecto.

El IES Valle-Inclán, con las aulas móviles delante.

El IES Valle-Inclán, con las aulas móviles delante. / GUSTAVO SANTOS

Insfraestruturas, Educación...

Tras las obras del Gran Montecelo se sitúan los 7,6 millones de euros para la vieja carretera de Marín, la PO-546, con el trecho que unirá Mollavao y Os Praceres, la segunda fase en Estribela y el aparcamiento disuasorio de Lourizán, adjudicado el pasado jueves.

Precisamente, en esta última parroquia se suman los 873.000 euros destinados al histórico Pazo de Lourizán.

Las inversiones en el ámbito social tendrán su mayor inversión en los tres millones de euros para la reforma integral de la residencia pública de mayores de Campolongo, así como 1,4 millones de euros para el centro de menores Avelino Montero.

Respecto al ámbito educativo, se reservan 2,57 millones de euros para la rehabilitación integral del IES Valle-Inclán. Este proyecto, cuyo importe total asciende a 4,7 millones de euros, ya se encuentra en marcha, con la instalación hace unos días de las aulas móviles en la Avenida de Montero Ríos.

En los Orzamentos 2024 de la Xunta vuelve a estar ausente la Variante de Alba, que sigue bloqueada y cuyo proyecto permitiría completar el cinturón interior a modo de circunvalación y liberar la PO-225 (de titularidad autonómica), que coincide en un tramo con el Camiño de Santiago, así como eliminar los problemas de tráfico en los lugares de Cerponzóns y Leborei.

Precisamente, esta será una de las cuestiones que abordarán el lunes el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, con el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores.

La vieja carretera de Marín a su paso por Os Praceres.

La vieja carretera de Marín a su paso por Os Praceres. / GUSTAVO SANTOS

Intervenciones en la comarca

En las cuentas para el próximo año, la Xunta destinará dos millones de euros para el acondicionamiento de la PO-230 y PO-234, en Cerdedo-Cotobade y Ponte Caldelas, o de la PO-235, en A Lama, con compromisos de inversión por importe de tres millones de euros en los próximos ejercicios.

Asimismo, la Consellería de Infraestuturas e Mobilidade informa de que una vez finalizadas las obras de mejora de la depuradora de Os Praceres y del nuevo emisario submarino, que supusieron una inversión de la Xunta de cerca de 30 millones de euros, en 2024 se seguirá avanzando en las obras recogidas en el plan de saneamiento local de la ría de Pontevedra.

Así, se destinará casi un millón de euros a las obras de mejora del río Lameira, en Marín, “que contribuirán a una mejor calidad de las aguas de la ría de Pontevedra”, según el gobierno autonómico, con partidas en 2024 y compromisos plurianuales para el impulso de la mejora del saneamiento de Mogor, también en Marín.

Además, se recogen el bombeo y depósito de retención de A Seca y mejora de la estación de bombeo de Campelo, en Poio; el nuevo bombeo y depósito de retención de relleno, también en Poio, y para el bombeo de Cocheras, en Pontevedra.