La donación de sangre cae un 10% en dos años en Pontevedra

El año pasado se produjeron 4.020, lo que supone una tasa de 49 por cada 1.000 habitantes, la tercera más alta de las ciudades gallegas

Un joven dona sangre en un autobús en Pontevedra. // GUSTAVO SANTOS

Un joven dona sangre en un autobús en Pontevedra. // GUSTAVO SANTOS / Ana López

La Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS) presentó ayer los datos de la actividad del área de hemodonación, según los cuales en la ciudad de Pontevedra se produjeron el año pasado un total de 4.020. Con esta cifra se reduce el número total de donaciones anuales de sangre un 4% respecto al año anterior, cuando habían sido 4.205, y casi un 10% respecto al año de la pandemia, el 2020, que registró 4.454.

En cualquier caso, la tasa de donación en la Boa Vila fue de 49 donaciones por cada 1.000 habitantes, la tercer más alta de las siete grandes ciudades gallegas, con Santiago de Compostela a la cabeza (102/1.000) y Ferrol de segunda (51/1.000). La media de la tasa de estas urbes es de 50/1.000.

En lo referido a las cifras de la provincia de Pontevedra, el año pasado tuvieron lugar 39.430 donaciones, con una tasa de 42 por cada 1.000 habitantes. A nivel provincial sí que se produjo un aumento, ya que en 2021 habían sido 37.421 y en 2020 se registraron 37.061.

La franja de donantes de 43 a 65 años es la más solidaria, aportando más de la mitad del total de donaciones

En el balance presentado por ADOS, el concello de la provincia de Pontevedra que batió el récord de la mayor tasa de donaciones fue Pontecesures, con 70/1.000 y un total de 215.

Las unidades móviles, la clave

Un año más ha quedado demostrado que las unidades móviles tienen un papel fundamental en la donación de sangre por parte de la población, puesto que en los autobuses que recorren las localidades tuvieron lugar más del 80% de las entregas de sangre.

Asimismo, por tercer año consecutivo se produjeron más por parte de hombres, con un 53%, aunque en este sentido hay que recordar que la cuestión del peso es decisiva, puesto que el mínimo para poder donar es de 50 kilos, que no todas las mujeres adultas alcanzan.

En cuanto a la edad, la franja de donantes de 43 a 65 años es la más solidaria, aportando más de la mitad del total de donaciones.

Hay que recordar que las unidades móviles recorren Galicia todo el año, pero que además en los siete hospitales gallegos hay centros de donación. En el de Pontevedra está en el Hospital Provincial, en unas instalaciones en el exterior por la calle Loureiro Crespo. El horario es los lunes y viernes de 8 a 15 horas y los martes, miércoles y jueves de 15 a 22 horas.