El personal de Ambulancias Civera, concesionaria del transporte sanitario programado y de los traslados intrahospitalarios en las áreas de Pontevedra y O Salnés, comunicó ayer la convocatoria de huelga indefinida a partir del próximo martes 17 de enero a las 0.00 horas para reclamar el pago íntegro de los salarios del mes de diciembre, ya que por el de ahora percibieron únicamente una parte. Fuentes de la Gerencia del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés señalaron que, en el momento que se tuvo constancia de esta convocatoria de huelga, se contactó con la empresa de transporte sanitario, que confirmó que ayer mismo se había realizado la transferencia correspondiente al 50 por ciento de la nómina restante de diciembre a sus trabajadores.

El comité de empresa de Ambulancias Civera tenía previsto reunirse en asamblea anoche, un encuentro en el que podría haber tomado una nueva decisión sobre esta convocatoria de huelega.

El plantel se había encerrado el jueves pasado en el hospital Montecelo para forzar una reunión con el gerente del área sanitaria, que se había comprometido a ponerse en contacto con la compañía para exigirle que liquidara la deuda de manera inmediata.

Sin embargo, transcurridos cuatro días desde la movilización, los trabajadores siguen sin cobrar ni recibier notificación alguna sobre la fecha en la que podrán hacerlo, por lo que decidieron convocar un paro indefinido para denunciar también los graves incumplimientos de Ambulancias Civera con respecto al convenio colectivo y las condiciones sanitarias.

Desde la FGAMT-CIG de Pontevedra recuerdan que el gerente del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, José Flores, se había comprometido a dirigirse a la empresa para que procediera a saldar la deuda contraída con los trabajadores de manera inmediata, ya que el impago de los salarios constituye un incumplimiento muy grave de los pliegos de condiciones del concurso de adjudicación del servicio.

El contenido de la reunión con Flores –en la que participaron los cinco delegados del comité, de la CIG y el propio Aboi– fue abordado al final del encuentro en una asamblea que se celebró poco antes de las 14.00 horas a las puertas de Montecelo, en la que los trabajadores decidieron continuar con las movilizaciones hasta que no perciban la nómina completa, incluyendo la posibilidad de convocar la huelga que ahora se hizo efectiva y a la que están llamados los alrededor de 90 empleados.

Rescate de la concesión

Según explican desde el sindicato, el impago de salarios es el último de los muchos incumplimientos de la empresa desde que se hizo cargo del concurso, tal y como vienen denunciando desde hace tiempo desde el comité, hasta el punto de haber solicitado públicamente el rescate de la concesión por parte del Sergas.

De hecho, la representación sindical compareció en rueda de prensa el pasado 24 de noviembre para denunciar también el deterioro de las condiciones laborales desde que hace año y medio la Gerencia del área sanitaria sacó un concurso público deficitario contratando a esta empresa dirigida desde Valencia. El concurso público fue sacado a licitación por 19 millones de euros a tres años y dos más de prórroga, con siete ambulancias menos con respecto al anterior, siendo el único deficitario.