Bomberos, 061, Policía Nacional y Policía Local se movilizaron esta noche en un completo dispositivo de emergencias a raíz de una llamada telefónica en la que se alertaba de que una mujer podría estar en riesgo en su domicilio en pleno centro de Pontevedra. El operativo, que se prolongó durante casi una hora, finalizó tras comprobar que en el inmueble sobre el que se había informado no se encontraba ninguna persona y que, además, en él no vivía ninguna mujer. Finalmente, ésta fue localizada en otro domicilio en perfecto estado físico y fue ella misma quien abrió la puerta a los agentes.

A.L.

Tal y como confirman fuentes oficiales, todo comenzó con una llamada de un familiar desde Madrid, en la que se alertaba de que en un cuarto piso de un inmueble de la calle Pastor Díaz, entre el parque de As Palmeiras y Rosalía de Castro, se encontraba una mujer cuya integridad física podría peligrar.

Primero llegaron la Policía Nacional y el 061, pasadas las ocho de la noche, pero al no poder acceder al piso, ya que nadie respondía a las continuas llamadas desde el videoportero ni en la puerta principal de la vivienda, se requirió la intervención de los Bomberos de Pontevedra. Se utilizó uno de los vehículos de este cuerpo con grúa para poder acceder por la ventana, una operación que requirió cierto tiempo debido a que la calle Pastor Díaz es conocida en el centro de la ciudad por disponer de un número importante de plazas de aparcamiento, que en este caso dificultaban las maniobras del camión de Bomberos.

A.L.

En el interior del piso se comprobó que no había nadie, por lo que las fuerzas de seguridad se esforzaron en averiguar si había otra vivienda posible de la citada mujer, como así se comprobó. Afortunadamente, en este segundo inmueble fue ella misma la que abrió la puerta a los agentes y, tal y como ha podido saber FARO, en buen estado de salud.

El operativo generó una gran expectación en la calle Pastor Díaz y fueron numerosos los viandantes que se acercaron a la zona para intentar saber qué ocurría, quedando aliviados al conocer el desenlace.

A.L.

Olor a gas en un garaje en Virxina Pereira

No fue la única salida que efectuaron los Bomberos de Pontevedra este sábado. También fueron alertados de un fuerte olor a gas en la calle Virxina Pereira. Tampoco en este caso hubo motivo de preocupación, ya que al acceder al garaje del que procedía el olor comprobaron que no había nada destacable.