La Policía Local de Poio ha sancionado al piloto e un patinete eléctrico que fue interceptado cuando circulaba por la acera, lugar prohibido para este tipo de vehículos. Además, al ser sometido a una prueba de alcohol y drogas, dio positivo por THC (cannabis).

El incidente se registró en la mañana del pasado jueves en la zona de San Salvador, y la Policía Local de Poio ha propuesto al infractor para una sanción por conducir con presencia de drogas en el cuerpo y por hacerlo en zona prohibida.

Los agentes recuerdan algunas normas para utilizar estos patinetes y otros aparatos parecidos: "Son vehículos, por lo que hay que circular por carretera; no se pueden utilizar auriculares, móvil ni ningún otro dispositivo; como conductor hay que cumplir la Ley de Seguridad Vial; y en caso de accidente, el casco puede salvar la vida o prevenir lesiones muy graves en la cabeza".