El PSdeG-PSOE quiso poner de manifiesto la situación "insostenible" que padece el centro de salud y el Punto de Atención Continuada de A Parda, en Pontevedra y que consideran "paradigmática" de la situación "de desorganización y falta de capacidad de control y gestión del gobierno gallego respecto a la Sanidad Pública". Y para ello, la agrupación local socialista de Pontevedra contó con la presencia ante el citado centro de salud del secretario xeral de los socialistas gallegos, Valentín González Formoso, y del portavoz en materia de Sanidad del PSdeG en el Parlamento gallego, Julio Torrado.

Torrado alertó de que el centro de salud y el PAC de A Parda padece un "problema estructural" en cuanto a falta de medios y personal que este verano provocó situaciones "muy graves" cuando estos déficits de personal se sumaron al cierre de otros puntos de atención continuada en el área de Pontevedra y O Salnés como fueron los de Vilagarcía, Cambados, O Grove o Sanxenxo. "Justo en la época en la que recibe más población", explicó, "A Parda se vio afectado, dado que tuvo que desviar hacia aquí", todos esos pacientes de los PAC a los que se echó el cierre de forma puntual. Afirma, además, que en ocasiones fue un único facultativo el que tuvo que atender a todos estos pacientes, además cubrir los traslados fuera del centro de salud, con la consiguiente afectación para la atención al ciudadano pero también para el propio personal sanitario: "Estamos saturando a los profesionales de forma insostenible". Torrado indicó que a ese déficit estructural en su dotación de personal se suma la no cobertura de "bajas y vacaciones".

En la misma línea se manifestó González Formoso, quien insiste en reclamar la contratación de 976 profesionales sanitarios para acabar con "fotografías tan lesivas como las de pacientes esperando 8 meses por un diagnóstico especializado" o de "pacientes llenando pasillos de los hospitales esperando a que se les asigne una habitación". En el caso de A Parda, lamentó que en los centros de atención primaria gallegos se haya "normalizado" que no se pueda disponer de cita con el médico de cabecera de forma más o menos inmediata, como siempre sucedió hasta ahora, sino que haya esperas de hasta 15 días para poder disponer "de un simple diagnóstico médico".

Formoso reclama que se modifique la ley de Sanidade Pública de Galicia para que se garantice que en un máximo de 48 horas se disponga de un diagnóstico médico en atención primaria e insiste al gobierno gallego para que aclare "¿qué paso con los 159 millones de euros transferidos por el Estado en lo peor de la pandemia para reforzar la Sanidad Pública?". Formoso y Torrado estuvieron acompañados por la secretaria xeral de la agrupación socialista en Pontevedra, Maica Larriba, además de miembros del grupo municipal del PSdeG.