Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gerente del Sergas trata la problemática del área sanitaria con los sindicatos

José Flores Arias recibió ayer en Santiago a los representantes de los trabajadores

Rueda de prensa de los representantes sindicales. RAFA VAZQUEZ

Los cinco sindicatos del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés que hace algo más de una semana amenazaron con convocar una huelga entre el personal sanitario si no se solucionaba la escasez de recursos humanos en los centros sanitarios retomaron ayer la vía de diálogo abierta con el Servizo Galego de Saúde (Sergas) la semana pasada, tras una primera reunión celebrada el pasado viernes en Santiago con la directora xeral de Recursos Humanos, Ana Comesaña.

La reunión celebrada ayer, también en la capital gallega, contó con la presencia de Prosagap, CESM, Co-Bas, O’Mega y TSP, que cuentan con mayoría en la junta de personal, sindicatos que esta vez tuvieron como interlocutor a José Flores Arias, gerente del Sergas.

Los sindicatos regresaron de la reunión celebrada el pasado viernes con una sensación positiva por el “cambio de postura” de la administración, más receptiva a escuchar sus demandas, aunque insistiendo en exigir el cese del actual equipo directivo del CHOP, encabezado por José Ramón Gómez, una premisa que consideran “imprescindible” para seguir avanzando en la negociación. También valoraron positivamente que el interlocutor de ayer fuese el gerente del Sergas, una persona con capacidad de decisión, que conoce bien el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés y de talante negociador.

Además, dejaron claro su rechazo al plan de contingencia para cubrir plazas de personal sanitario en los puntos de atención continuada (PAC) y reclamaron un plan específico para el área de Pontevedra.

Consideran que la situación en el área sanitaria es insólita en Galicia y para revertirla demandan un plan funcional de choque-emergencia, dotado con los recursos económicos, humanos y materiales necesarios para recuperar la plantilla necesaria para garantizar una asistencia digna, eficiente y de calidad. En este sentido, insistieron en que no quieren que esto se haga a costa de suprimir derechos de los trabajadores como vacaciones y permisos o con la prolongación de la jornada laboral.

Además, los vecinos de la plataforma SOS Sanidade Pública explicaron que apoyarán las movilizaciones del personal sanitario pero piden a los sindicatos que no se queden en pedir responsabilidades a la gerencia y “apunten más arriba”.

Compartir el artículo

stats