Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Otero Frías | Óptico

“Utilizar unas gafas que no tengan protección ultravioleta nos hará más daño que no usar nada”

“Normalmente no somos conscientes de los perjuicios que produce el sol en los ojos porque son a largo plazo”

El óptico-optometrista Fernando Otero Frías. // GUSTAVO SANTOS

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia recuerda en el arranque del verano la importancia del cuidado de los ojos durante las próximas semanas. Fernando Otero Frías es uno de los profesionales que recomienda contar con unas gafas homologadas y protegerse también bajo el agua, en este caso con anteojos de buceo totalmente cerrados que eviten la entrada de bacterias que puedan producir infecciones o conjuntivitis.

–¿Por qué es tan importante extremar la precaución de los ojos en estas fechas?

–Es muy importante extremar la protección de los ojos en verano, igual de importante que extremar la protección de la piel, porque la exposición a los rayos ultravioletas puede producirnos daños a largo plazo -normalmente a largo plazo- en lo ojos, pero daños. E incluso la radiación infrarroja también puede hacer que suframos perjuicios un poco más a corto plazo. Es importantísimo por tanto llevar una protección, no solo por los ojos, sino por los párpados, que son una piel muy sensible que tiene que estar lo más protegida posible para evitar daños futuros.

–¿Nos confiamos en exceso en los días nublados?

–Efectivamente. En los días nublados también es importante protegerse, tanto la piel como los ojos, porque aunque no somos conscientes porque no notamos ese calor de los días más despejados sí que es importante estar protegido en los días nublados.

"En la playa es clave, importantísimo, protegerse, aunque normalmente la gente utiliza menos gafas de sol por miedo a que le queden marcas"

decoration

–Advierten de que la playa y el mar multiplican el riesgo…

–El agua del mar, y la arena, en el caso de la gallega es una arena muy fina y bastante blanca, reflejan mucho los rayos del sol, entonces es importante esa protección. En la playa es clave, importantísimo, protegerse, aunque normalmente la gente utiliza menos gafas de sol por miedo a que le queden marcas y así, pero es importantísimo hacerlo.

–Los que trabajamos en verano, destacan, tampoco estamos exentos de riesgos…

–Por ejemplo con los aires acondicionados. No somos conscientes normalmente de que el aire acondicionado nos seca las mucosas en general, y los ojos se nos secan. Sería recomendable, y sobre todo en una persona que tenga síntomas, que haga uso de una lágrima artificial cada cierto tiempo porque el aire acondicionado va a secar los ojos.

–Otro escenario de las vacaciones son los deportes: ¿qué recomendaciones hacen en este caso?

–Practicando deporte me parece fundamental, sobre todo si hablamos de deportes en moto, bici, incluso corriendo, tener en cuenta que hay que extremar la precaución. Porque a mayores de protegernos contra los rayos ultravioletas, debemos proteger el ojo de que nos entre cualquier objeto que nos puede dañar, incluso yendo en bici un mosquito o una piedrecita que nos pueda crear una lesión. Por eso para mi es importantísimo llevar los ojos protegidos, tanto del sol como por algún posible impacto.

"Con unas gafas inadecuadas engañamos al ojo, haciéndole ver que está protegido; entonces la pupila se va a dilatar más y entrará más radiación nociva en el ojo que si no llevamos nada"

decoration

–¿En qué debemos fijarnos a la hora de escoger unas gafas de sol?

–Debemos de confiar en el profesional que nos las venda y que tengan la protección adecuada, muchas veces nos venden gafas como que tienen una protección y, bueno, no es verdad. Entonces siempre aconsejamos que sea un profesional el que el que venda y asesore, porque se va a preocupar de que tengan la protección adecuada. Porque utilizar unas gafas inadecuadas, que no tengan esa protección ultravioleta, nos va a hacer más daño que no utilizar nada, porque vamos a engañar al ojo, haciéndole ver que está protegido contra la luz, entonces la pupila se va a dilatar más y entrará más radiación nociva en el ojo que si no llevamos nada. Porque al final si no llevamos nada la pupila se contrae y deja entrar menos la radiación nociva.

–¿Hay que tener especial precaución con niños y adolescentes?

–Es extremadamente importante. En niños pequeños es verdad que ya normalmente no se los expone mucho al sol, sobre todo en horas centrales del día están en casa o a cubierto. Pero sí es verdad que los niños no tienen tan desarrollada esa protección natural, entonces casi es más importante que en la población adulta extremar las precauciones de los ojos, porque el sol le puede producir más daños que a un adulto. Normalmente no somos conscientes de los perjuicios que produce el sol en los ojos porque son a largo plazo, pero hay que tenerlos en cuenta y en la infancia hay que tener en cuenta que no tienen tanta protección como un ojo adulto.

Compartir el artículo

stats