Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva ley de tráfico se deja sentir en la ciudad con un aumento de las multas por móvil y cinturón

Las sanciones para evitar las distracciones por la manipulación de teléfonos, uno de los principales objetivos de la reforma, crecieron un 31% en el primer mes en vigor de la norma | La infracción cuesta ahora seis puntos

Un control de la Policía Local de Pontevedra. | // GUSTAVO SANTOS

El pasado 21 de marzo entró en vigor la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial que, además de hacer hincapié en la necesidad de proteger el medio ambiente con las zonas de bajas emisiones y regular el vehículo autónomo, a más corto plazo fijaba su atención en la preocupante evolución de los accidentes causados por las distracciones.

Desde la irrupción del móvil en nuestras vidas, los dispositivos también han cambiado y el teléfono se convirtió cada vez más en un medio que, más que llevarlo a la oreja para hablar, se manipulaba. La nueva ley se adaptó a esta situación y la sanción por el uso de estos dispositivos se extendió a su mera manipulación: El mero hecho de sujetar con la mano dispositivos de telefonía móvil mientras se conduce pasó a costar (además de un posible accidente, una lesión o incluso una vida) seis puntos del carné en lugar de tres.

Quizá este era el cambio de la nueva ley que más impacto inmediato iba a tener sobre los conductores, al ampliar la conducta sancionable y duplicar también el castigo en puntos. Tras la entrada en vigor de la ley, abril fue el primer mes que ya tenemos completo con la nueva norma y que permite hacer una primera comparativa de las multas con respecto al mismo periodo del año anterior y la antigua normativa: El impacto de la nueva ley se deja notar ya en las estadísticas de la Policía Local.

228 puntos perdidos

El número de sanciones por el uso del móvil se elevó un 31% al pasar de 29 multas en abril de 2021 a 38 en 2022. Es decir, 87 puntos perdidos por los pontevedreses por este motivo en abril de 2021, frente a los 228 de este año por manipular el “smartphone”. Aunque siguen siendo cifras bajas y los pontevedreses parecen cumplidores en este aspecto, el endurecimiento de la normativa deja su huella.

El otro gran aspecto en el que incidía la ley era el uso del cinturón de seguridad, al detectarse a nivel estatal cierta relajación en un elemento que salva tantas vidas. También se incluyen aquí los sistemas de retención infantil.

En abril del pasado año se registraron 29 multas por usar el móvil frente a las 38 en 2022, que además, están castigadas con el doble de puntos, en lugar de tres ahora son seis

decoration

Las cifras de la Policía Local de abril pasado, comparadas con el mismo periodo del año anterior también dejan un aumento de las sanciones. Al igual que con el móvil, son pocas, pero se duplican con la nueva ley: Pasaron de 6 a 13 en tan solo un mes. Cabe recordar que esta infracción se sanciona ahora con cuatro puntos, cuando antes la detracción era de tres.

En donde no hay una gran diferencia es en la detección de conductores bajo los efectos de las drogas y el alcohol. El cambio legal únicamente añade que los conductores menores de edad que conduzcan cualquier vehículo no podrán circular con una tasa de alcohol superior a 0,0, tanto en sangre como en aire espirado. En Pontevedra, el mes pasado, hubo un pequeño repunte de las alcoholemias castigadas con 4 puntos (de 10 a 12) y de seis puntos (de 0 a 2). En cuanto a las drogas (castigado con seis puntos) se pasó de 18 multas a 17. Es decir, incluso hubo un descenso.

Ojo con las colillas y más protección a los ciclistas

La nueva ley también pasaba de infracción grave a muy grave el arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que pueden producir accidentes o incendios, como colillas. Esta conducta supone la pérdida de 6 puntos y la sanción de 500 euros. Asimismo, Se incrementó la seguridad de los ciclistas haciendo obligatorio, en vías con más de un carril por sentido, cambiar por completo de carril cuando se proceda a adelantar a ciclistas o ciclomotores. Se aumenta de 4 a 6 los puntos a detraer cuando se adelanta poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas sin dejar la separación mínima obligatoria de 1,5 metros. También se prohíbe parar o estacionar en carril bici o en vías ciclistas. En estos casos, no hay datos a nivel municipal. La Policía Local sí registró un aumento del número de conducciones temerarias (castigadas con seis puntos) pasando de 1 a 4 en un mes o no respetar la señal de los agentes que paso de 0 a 2 puntos y se castiga con cuatro puntos.

Compartir el artículo

stats