El movimiento vecinal de Pontevedra, representado por la Federación Castelao, ha vuelto a concentrarse este jueves ante uno de los bancos de la ciudad, para protestar contra las comisiones bancarias abusivas. En esta nueva concentración, el presidente de la Federación Castelao Juan Loureiro, ha criticado que el gobierno de la Xunta de Galicia pagará a cada entidad bancaria 14.000 euros por cada cajero automático que instale en el rural. A esto se suma que los cajeros se sitúan en locales públicos, principalmente municipales, exentos del pago de impuestos, por lo que los vecinos “le estamos pagando al banco tres veces, con las comisiones, con la subvención de la Xunta y eximiéndoles de pagar impuestos y tasas municipales por su actividad”.

Denuncian además que las comisiones bancarias se han incrementado en un 150% “sin que la gente se de cuenta” por lo que las entidades financieras “siguen enriqueciéndose a costa de la ciudadanía”.

El movimiento vecinal ha solicitado una entrevista con el gobernador del Banco de España para tratar estas cuestiones y se mantiene la convocatoria de una gran manifestación contra los abusos bancarios en Galicia. 

También denuncian que  “no es cierto que ampliasen horarios" en las oficinas, "solo en algunos casos y para los mayores de 65 años, no para el resto; y tampoco en todas las oficinas, eso fue solo una campaña publicitaria para quedar bien”. También subrayan la situación que sufren las personas en riesgo de exclusión social que percibe ayudas públicas como la Risga, que no llegan a cobrarlas porque al mismo tiempo que reciben la ayuda el banco les cobra los intereses y las comisiones por la cuenta y por deudas anteriores.

La concentración de este jueves se realizó nuevamente en la conocida como "calle de los bancos" de Pontevedra, dentro de una campaña más amplia para protestar contra la exclusión de las personas mayores y el cobro de comisiones abusivas en las entidades financieras. "Esto será una carrera de fondo", advirtió el presidente de la Federación de Vecinos Castelao.