Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se prolonga la veda del salmón en el coto del Lérez en Monte Porreiro

Es la tercera temporada con estas capturas cerradas en el río | La Xunta realizó ayer una nueva repoblación de truchas en el Almofrei

Suelta de truchas ayer en el Almofrei. FdV

Los aficionados a la pesca del salmón tendrán que buscar este año, una vez más, otros cotos para capturar el “campanu”. La temporada comienza el próximo 1 de mayo, pero el coto del río Lérez en Monte Porreiro volverá a estar vedado para esta especie. Es la tercera campaña consecutiva en la que la Xunta adopta esta medida ante la baja población de salmones que se detecta desde hace tiempo. De hecho, en las últimas temporadas en las que sí se pudo pescar en la presa de Bora y sus inmediaciones, las capturas fueron muy escasas y no se cubría siquiera el cupo máximo para todo la campaña.

Este escaso censo de ejemplares parece que continúa pese a los esfuerzos de la Xunta por repoblar el Lérez y otros ríos. Ayer mismo se procedió a la suelta de truchas en el río Almofrei, en Cerdedo-Cotobade. En el acto, el delegado territorial, Luís López, informó de que “la Xunta ha acometido repoblaciones en los ríos Lérez, Miño y Ulla a su paso por la provincia de Pontevedra con 3,65 millones de salmones juveniles en los últimos veinte años para impulsar la recuperación de esta especie tras el declive detectado en la década noventa”

López, informó sobre las actuaciones y resultados del Programa de Recuperación y Conservación del Salmón Atlántico durante esta suelta de truchas, vinculada al inicio de la temporada de pesca el 20 de marzo. Se liberaron cien truchas de dos años y veinte centímetros, procedentes de la piscifactoría de Carballedo.

También indicó que en los últimos veinte años se han recapturado más de 2.000 adultos de salmones marcados y la mayoría en el mismo río de la provincia de Pontevedra donde fueron liberados, aunque también se han encontrado en lugares muy distantes, como los ríos Eo., Esva o Bidasoa, o incluso en el mar, como en la costa oeste de Irlanda, en el Mar de Noruega al noroeste de Islandia e incluso en Groenlandia, a 4.000 kilómetros de Galicia.

“Los servicios de protección y conservación de la fauna que tenemos en la Xunta, y que en la provincia están centralizados en Cerdedo-Cotobade, son de primer nivel y motivo de orgullo”, dijo López. “Hace unas semanas soltamos en A Lanzada un mazarico recuperado en el Centro da Fauna Silvestre (situado junto a la piscifactoría de Carballedo) y hoy sabemos todo lo que estamos haciendo para mejorar la vida piscícola de nuestros ríos, con más de 3,5 millones de salmones juveniles, e incluso participar de esta suelta de truchas que reafirma el buen trabajo que se viene haciendo en estas unidades ambientales”, dijo el delegado territorial.

Compartir el artículo

stats