Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doble estreno del campus para el próximo curso: el grado de Deseño y su nueva sede en Benito Corbal

Interior del edificio de la Xunta en Benito Corbal. Rafa Vázquez

El actual año 2022 y en especial el arranque del próximo curso universitario, tras el verano, vendrá acompañado de dos pasos importantes en el campus de Pontevedra. Por una parte, pondrá en funcionamiento, si no hay sorpresas de última hora, el nuevo grado de Deseño, que se sumará a la especialización creativa del campus local; y en segundo lugar, la UVigo contará con una nueva y céntrica sede, tanto para este grado como para otras actividades universitarias. Se trata de las tres plantas cedidas por la Xunta en el remodelado edificio autonómico de la calle Benito Corbal.

Los trabajos de adaptación ya comenzaron hace semanas y en diciembre pasado se concluyó la fase relativa a las instalaciones eléctricas, de climatización, iluminación y ventilación. Ahora se afronta la colocación de tabiques interiores y falsos techos y “si todo va bien, esta fase estaría lista en mayo”, según explica el vicerrector de Pontevedra, Jorge Soto.

No obstante, no acabará ahí la adecuación de esos espacios, ya que después habrá que contratar el equipamiento y los muebles de las tres plantas, un proceso que puede demorar el estreno del recinto hasta septiembre u octubre.

Por ello, la futura titulación de Deseño podría comenzar el curso en su actual ubicación de la Facultade de Belas Artes, pero lo que se da por seguro es que este año se estrenará la sede de Benito Corbal, un recinto donde también se instalará el grupo de investigación de Mario Pansera así como el Campus Crea.

Deseño estará en la planta sexta hasta que la UVigo disponga de una escuela propia en los terrenos de la antigua Tafisa. Se tratará del primer edificio que ejecuta la Universidade en Pontevedra desde hace años y “supone una prioridad”, según Soto. El vicerrector destaca que ese inmueble “es un objetivo para estos próximos cuatro años y ya estamos dando los primeros pasos para encargar el proyecto”.

La UVigo también ve con satisfacción el acuerdo con el Concello de que no tendrá que devolver el antigua cuartel de San Fernando, donde está ahora Belas Artes, porque eso “nos abre otras vías para ampliar el campus, que hace falta que crezca más”.

A finales de 2021, la Universidade de Vigo adjudicó a la empresa Cíes Obra Civil los trabajos para acondicionar los 1.200 metros cuadrados cedidos por la Xunta en tres plantas (de la quinta a la séptima) del edificio administrativo de la calle Benito Corbal. En concreto, se trata de 1.170 m2 repartidos en las plantas 5 (395,72 m2), 6 (384,82 m2) y 7 (390,40 m2) que quedan a disposición de la UVigo después de que los pisos inferiores se utilicen ya desde hace tiempo para oficinas autonómicas (entre ellas la de Emprego) y para asociaciones de la ciudad, mientras que la planta 8 se reserva para la Fundación Moldes. Esta última podría ocupar esos espacios en cuestión de semanas.

La creatividad, con el nuevo grado de Deseño a la cabeza, y el desarrollo de proyectos europeos ligados a la economía del postcrecimiento, serán los principales ejes de actividad de la Universidade de Vigo en este edificio, que se convertirá en su segunda sede institucional, tras la Casa das Campás.

En una visita a esta dependencias hace unos meses, el rector, Manuel Reigosa destacaba la ubicación “en el corazón de la ciudad” de la nueva sede académica, y avanzaba que “va a jugar un papel importante” en la docencia, investigación y transferencia, tres factores a desarrollar desde el campus Crea. Además del grado de Diseño, la nueva sede acogerá el programa de doctorado “Creatividade e innovación social e sustentable”, una oferta académica “con matrícula totalmente cubierta y en la que hay lista de espera”, según el vicerrector, Jorge Soto.

Compartir el artículo

stats