Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Producto foráneo y la posible huelga de transporte amenazan la campaña navideña para el marisqueo

Las agrupaciones han paralizado la extracción de almeja babosa al caer su precio por debajo de los mínimos de producción

Marisqueo a pie en la playa de Lourido. | // GUSTAVO SANTOS

Varios factores amenazan la campaña navideña de las cofradías de la ría. El primero se está produciendo ya, en el inicio del mes más importante del año para las agrupaciones de mariscadores. Es la entrada de almeja babosa desde Portugal, más barata y en grandes cantidades, que ya ha paralizado la extracción en los arenales de Pontevedra.

El segundo peligro de la campaña no se ha desencadenado aún, pero podría suponer un fuerte golpe al sector. Se trata de la amenaza de una huelga del transporte en las fechas más próximas a Navidad, que de confirmarse supondría un verdadero varapalo para el sector, que envía fuera buena parte de su producción.

Por el momento, y en el inicio de este diciembre, los mariscadores de almeja babosa han paralizado la extracción, al menos hasta el próximo día 9, debido a la caída del precio en la lonja. Las cofradías tienen un acuerdo para suspender la extracción de cualquier producto cuyo precio baje de los 12 euros el kilo, en cualquier época del año, y en este caso la almeja babosa se ha cotizado en la lonja a poco más de 10 euros.

Ante ambos problemas, los patrones mayores de la ría se muestran comprensivos con los motivos que los generan. “Los productores portugueses tienen derecho a vender y a exportar, como nosotros y como todo el mundo” –expone Iago Tomé, patrón mayor de Raxó– y los transportistas “como trabajadores tienen sus derechos y sus razones para convocar esta protesta”, añade María del Carmen Vázquez, patrona mayor de la Cofradía de Lourizán.

“Y lógicamente cuando alguien convoca una protesta para reclamar algo la hará cuando más repercusión tenga, como es en estas fechas de Navidad”, añade Tomé Blanco.

Extracción paralizada

En cuanto a la paralización de extracción de almeja babosa, los patrones mayores explican que hasta finales de septiembre se había mantenido el valor habitual “a 18 o 20 euros” –apunta César Rodríguez, de la cofradía de San Telmo de Pontevedra–, pero en las últimas semanas la gran producción de las costas portuguesas ha tirado el precio en las rías gallegas.

El pasado noviembre el precio ya no alcanzaba unos valores de competitividad, pero en el inicio de diciembre se puso a diez euros, lo que supone estar por debajo del mínimo del plan de explotación.

Mari Carmen Vázquez apunta, en todo caso, que la almeja babosa es un producto “muy temporal” cuyo precio no se mantiene nunca estable a lo largo del año.

Los productores locales reclaman que se etiquete correctamente, para que el consumidor sepa qué almeja es local y cuál no

decoration

Los productores locales reclaman que al menos se etiquete correctamente, para que el consumidor sepa qué almeja es local y cuál procede de fuera. “Porque siguen llegando coches cargados de almeja de Portugal que se vende en la lonja como gallega y a veces las autoridades miran para otro lado”, lamenta Iago Tomé, tras dejar claro que no está en contra de que los mariscadores portugueses vendan su producto. “La diferencia tiene que estar en la etiqueta”, matiza.

En todo caso, en las playas de Pontevedra se mantiene la extracción de almeja japónica y fina, cuyo precio sigue estable para esta época del año.

En ese sentido diciembre ha comenzado bien en las subastas de la lonja, con precios razonables en los otros productos. Si no se materializa la amenaza de la huelga de transporte “el sector estar bien preparado” para hacer frente a la campaña de navidad con éxito. “No va a ser como el año pasado”, confía Iago Tomé.

Huelga

Una huelga en el transporte supondría “un palo gordo para el sector”, añade César Rodríguez.

Para la patrona mayor de Lourizán, la campaña está “por el momento, en el aire”, debido a las incertidumbres que se avecinan en cuanto a entrada de producto foráneo y posible huelga de camioneros. La del transportes es una cuestión crucial para las cofradías de la ría, ya que venden el producto a través de las depuradoras y no directamente el público, como explica el patrón mayor de Pontevedra.

Mar justifica las zonas de exclusión de mejilla en su uso “racional”

La Consellería do Mar ha hecho oficial la resolución con la que se modifican las zonas de extracción de mejilla para favorecer la conservación de la cría del percebe. A pesar de la frontal oposición del sector mejillonero, desde el departamento autonómico justifican su decisión en los informes técnicos y biológicos. Unos dictámenes que ponen de manifiesto “la necesidad de establecer medidas para la conservación, gestión y explotación responsable, racional y sostenible” de estos recursos marinos. El texto definitivo se hizo público ayer y, tal como se esperaba, incluye una serie de matizaciones y concreciones con respecto al original. En el caso de Cangas, quedará prohibida la extracción de cría de mejillón en toda la Costa da Vela, desde Punta Couso hasta Punta Subrido. En la resolución se añade que esta exclusión afecta a los islotes y zonas rocosas, una aclaración explícita solicitada desde la Cofradía de Cangas.

En el caso de Bueu, se delimitan tres zonas vedadas para la extracción de la mejilla. Dos están muy cerca entre sí, en el litoral de la parroquia de Beluso: desde el “carreiro” de Lombo da Besta hasta el Con do Barcelo, en las inmediaciones de Cabo Udra, y desde Salamín hasta Laxe da Loba, en el entorno de la playa de Lagos. El tercer ámbito es el del archipiélago de Ons. En la isla de Onza no se permite la extracción de mejilla en ningún punto, mientras que en la de Ons se realiza una corrección. En el texto inicial se prohibía extraer mejilla en la cara este o interior de la isla, donde ahora sí se permite. La zona que sí esta vedada es toda la cara exterior u oeste de Ons, desde islote de O Centulo hasta la playa de Fedorentos. Junto a la resolución se publican los mapas de situación, en los que se marca en rojo los puntos en los que desde ahora está prohibido trabajar la mejilla. Por su parte, en Arousa, la decisión de Mar de crear más de un centenar de zonas de exclusión sigue generando tensión. A la “guerra de la mejilla” que libran los productores del “oro negro” de batea y los percebeiros se suma la ofensiva política lanzada contra la Xunta, a la que se acusa de poner en peligro el futuro del sector.

Compartir el artículo

stats